Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2019

La duradera rivalidad entre el rinoceronte y el elefante

Algunas especies de animales suelen emparejarse en enfrentamientos, tanto habituales como improbables, ya sea porque son amenazas mutuas o porque encabezan la cadena trófica de su ecosistema y resulta atractivo debatir quien vencería en un combate (p.ej. tigres vs. leones). Una rivalidad que suele pasar desapercibida, pero que, aún así, tiene una sutil pero constante presencia en los medios es la del rinoceronte y el elefante. Como el tigre y el león, grandes felinos hipercarnívoros, el rinoceronte y el elefante tienen características comunes: ambos son mamíferos robustos y de gran tamaño que comparten el mismo hábitat. Es cierto que ambos animales pueden encontrarse ocasionalmente, pero ¿por qué es habitual  recordar esta rivalidad? Al fin y al cabo, podrían estar enemistados con otros grandes mamíferos, como hipopótamos, jirafas o búfalos de agua. Primeros contactos registrados en la época clásica Durante la época clásica (300 a.C.-250 d.C.), los griegos y romanos tuvieron c

El sexo mortal de Superman y Lois Lane

Superman es más rápido que una bala, tiene más potencia que una locomotora y es capaz de saltar por encima de un edificio, pero, ¿son estas capacidades sobrehumanas un problema en la cama? Para Lois Lane, echar un polvo o terminar hecha polvo depende del control de Kar-El. Teniendo en cuenta que Superman ha grabado accidentalmente las huellas de sus dedos en acero y en hormigón endurecido, ¿qué riesgo hay de que la destroce durante un orgasmo? Si Kar-El siente la necesidad de penetrarla cada vez con más fuerza, podría abrirla completamente en canal, separando sus mitades con sus potentes brazos mientras su miembro se limita a estimularse con sus vísceras aún calientes. Su eyaculación no sería menos letal. Si asumimos que en los kriptonianos la eyaculación es involuntaria, Kar-El no podría controlar su velocidad supersónica. Aún librándose de ser brutalmente desmembrada, Lois Lane se enfrentaría a disparos de esperma. Si a pesar de todo quisieran ser padres juntos, deberían recurr

¿Qué son los ayudantes de Santa Claus?

Durante el año, Santa Claus es asistido por sus ayudantes, los elfos navideños, quienes trabajan alegre e incansablemente para fabricar juguetes para los niños del mundo. Aunque sea una labor interminable, no llevan realizándola toda la eternidad. Su primera mención apareció en el libro no publicado Christmas Elves (1856) de Louisa May Alcott, pero su imagen fue popularizada por un grabado de la revista Godey's Lady's Work de 1873. Durante ese lapso de tiempo habrían otras menciones a estos elfos, como la del Harper's Weekly , donde colaboraría Thomas Nast, creador de la imagen popular de Santa Claus, que publicó en 1857 el siguiente poema donde menciona a los elfos navideños: In his house upon the top of a hill and almost out of sight he keeps a great many elves at work all working with all their might to make a million of pretty things cakes, sugar-plums, and toys to fill the stockings, hung up you know by the little girls and boys. En su casa sobre lo a

Las cigarras que domaron al hongo zombificador de hormigas

Las cigarras pasan varios años de su vida bajo tierra para luego emerger y alimentarse de la savia de los árboles. Esta savia es rica en carbohidratos, pero carece de otros nutrientes esenciales. Para suplirlo, la mayoría de las cigarras se sirven de las bacterias Sulcia y Hodgkinia , dos endosimbiontes que viven en el interior de sus células, ofreciéndole los nutrientes de los que carece su dieta. Sin embargo, en las cigarras japonesas no había ni rastro de Hodgkinia , a pesar de que ofrecía moléculas fundamentales que Sulcia no producía. Las células donde deberían estar las bacterias de Hodgkinia estaban ocupadas por un hongo, pero no por uno cualquiera, sino por un Cordyceps , un género de hongos especializado en controlar a los insectos. En este caso, se trataba del Ophiocordyceps unilateralis , famoso por controlar a las hormigas desde dentro mediante una red de filamentos. De esta manera, hace subir a las hormigas por los troncos de los árboles, agarrarse con sus mandíbul

El juego de golpear a un negro en la cara con pelotas de béisbol

Ya se habló de la bella época en la que los bebés negros eran usados como cebos para cazar aligátores , pero la historia no se queda ahí. En los Estados Unidos era tremendamente popular, desde finales del siglo XIX hasta la primera mitad del siglo XX, el lanzar pelotas a la cabeza de un hombre negro. Ambos ganaban. Unos se llevaban un premio y los otros un traumatismo craneoencefálico. Lo que se llama un intercambio justo. Por unos centavos, uno podía probar su puntería lanzando con fuerza pelotas de béisbol a la cara de un hombre que intentaría esquivarlas. Tan solo tenía tres oportunidades. Su gran popularidad les servía para atraer a espectadores para otros espectáculos con ilusionistas, animales, salas de juego y tiovivos. También generaba interés entre jugadores de béisbol profesionales, que otorgaban protagonismo a sus objetivos en los periódicos cuando conseguían desfigurarlos. Mientras unos ganaban premios, otros perdían dientes, ojos, la nariz o la conciencia. Niños y may

El animal terrestre más rápido del mundo

En cuanto a velocidad sobre tierra, el guepardo es el campeón absoluto, pero, cuando se tiene en cuenta su tamaño, su marca se aleja mucho de la primera posición. Igual que los copépodos son los más fuertes en relación a su tamaño , los ácaros Paratarsotomus macropalpis son los más veloces, superando al escarabajo tigre , anterior poseedor del récord. El P. macropalpis es un ácaro californiano identificado en 1916, pero que, desde entonces, ha permanecido ignorado. Este animal se puede encontrar activo en las aceras de Claremont a temperaturas de 43-60ºC. Su hábitat natural es el desierto, donde salta sobre losas de piedra y superficies de arcilla cocida. Por esta razón, su cuerpo presenta una capa exterior hermética que evita la deshidratación. Teniendo en cuenta su hábitat, podría sugerirse que su velocidad le habría servido para huir del calor, pero dado que no busca cobijo en la sombra, se ha rechazado que suponga una adaptación para protegerse de este. Se sospecha que usa

Julio II, el papa excluido del cielo

El papa Julio II, quien intentó por medios militares recuperar el patrimonio que había perdido la iglesia a manos de los Borgia y unificar Italia bajo el gobierno de la Santa Sede, murió en el 21 de febrero de 1513. La naturaleza guerrera del pontífice, que incluso lideraba a sus ejércitos llevando la armadura completa, no agradaba a quienes consideraba que tal tarea no era apropiada para el vicario de Cristo. No en vano, no eligió su nombre en honor al papa Julio I, sino por Julio César. Erasmo de Róterdam compondría anónimamente al año siguiente de su muerte un texto llamado Julio excluido del cielo ( Iulius exclusus e coelis ), donde San Pedro no le permitía la entrada ni a él ni a sus ejércitos. Resumen El texto comienza con la llegada de Julio II y su genio particular personificado, quienes llegan a las puertas del cielo que no pueden abrir ni con su llave del cofre del tesoro ni a golpes. Ante el alboroto, San Pedro los atiende desde una ventana enrejada, intentando evita

Draugr y haugbúi, los temibles fantasmas nórdicos

Túmulo funerario de Gokstad, Noruega, donde se encontró un barco. Muchas culturas alejadas entre sí creían en las apariciones de difuntos u otros espíritus afines, pero los sentimientos que despertaban o las características que les otorgaban no eran comunes. De esta manera, mientras en el mundo grecorromano se combatía con la razón el terror producido por algunos tipos de fantasmas , los egipcios ofrecían respeto y veneración a sus fallecidos . En cambio, los nórdicos, con Escandinavia e Islandia como principales exponentes, creían en temibles apariciones corpóreas llamadas draugar o búar. Caraterísticas y comportamiento Los draugar son apariciones cadavéricas de olor putrefacto con habilidades mágicas, como variar su tamaño, peso, forma y el clima. Ocasionalmente son inmunes a las armas, obligando al héroe a combatirlo con sus propias manos. Aunque el hierro le daña, no lo detiene. Cuando el héroe entraba en el montículo, no encontrarlo en posición horizontal era indicativo de

Entradas relacionadas