Ir al contenido principal

La plaga hitita, la primera guerra biológica conocida

14 century BC Eastern-es
En la entrada sobre los piratas más antiguos conocidos ya se habló del dominio hitita sobre el Mediterráneo oriental, según las cartas de Amarna. En esta misma fuente se habla de una misteriosa epidemia que azotó el Levante mediterráneo en algún momento a finales del reinado del faraón Ajenatón (ca. 1350-1330 a.C.) como producto del primer caso conocido de guerra biológica de la historia.

Conflicto

Los hititas atacaron la frontera egipcia en Amka, a las orillas del río Litani al este de Biblos y Zimirra, en el 1325 a.C. Una carta de Ugarit, un mini-estado hitita gobernado por Niqmaddu II (1349 - 1315 a.C.), cuenta como los botines y prisioneros de guerra estaban contaminados, iniciando una epidemia de dos décadas de duración en el imperio hitita y matando a los reyes Suppiluliuma I (1358-1323 a.C.) y Amuwanda II (1323-1322 a.C)., alcanzando el reinado de Mursili II (1322-1295 a.C.).

Cinco años después, los hititas fueron atacados por el reino de Arzawa, en Anatolia occidental, pero pudieron repelerlos asediando su capital en tan solo dos años. Se dice que la clave fue el rayo divino con cara y espalda que golpeó en la rodilla e incapacitó a Uhhazitis, líder de Arzawa. Dada la improbabilidad de que un rayo verdadero golpee precísamente la rodilla del líder enemigo, se interpreta que pudo haber sido afectado por una enfermedad. Que tuviera cara y espalda señalaría que habría sufrido primero por los hititas. Aunque el rayo también podría sugerir que sufrió un ictus, la presencia de la epidemia inclina la balanza hacia la primera explicación. Además, Herodoto habla que los soldados cretenses que habían luchado en esta época en el oeste de Anatolia volvían con una enfermedad mortal (Historia, 7.171).

En tan solo dos años (1320-1318 a.C.), los hititas no solo repelieron al reino de Arzawa y a sus aliados, sino que acabaron infectándolos. Por ello se plantea la posibilidad del uso planeado de la enfermedad como arma. No solo porque el rey hitita deseaba sus enemigos sufrieran la enfermedad, sino porque los hititas fueron acusados directamente de la epidemia. Según los rituales hititas, se envió a una mujer y un cordero a extender la enfermedad por su camino. En respuesta, Arzawa habría enviado su propio cordero hacia las tropas enemigas pidiéndoles a los dioses que dirigieran su atención a las tierras hititas.

Extensión y origen

Pero como habrás podido intuir por el ataque en la frontera egipcia, la plaga no comenzó en tierras hititas. Se considera que esta comenzó en Zimirra, una ciudad del Levante por donde cruzaban varias rutas comerciales. Fruto del comerció, la enfermedad alcanzó Babilonia, donde mató a una aristócrata y enfermó al gobernante local, y Chipre, donde se decía que estaba la mano de Nergal, dios mesopotámico de la guerra y la pestilencia, que se había cebado especialmente con los mineros de cobre. Para protegerse, Biblos prohibió a acercarse a sus tierras a las gentes de Zimirra y prohibió el uso de burros, pero la epidemia llegó igualmente y el gobernante de Biblos enfermó crónicamente. Esta siguió hacia el sur hasta alcanzar Megido.

Aunque la estela de la restauración de Tutankamón (1335-1330 a.C.) habla de que Egipto fue golpeada por los dioses, pudo deberse a los altercados producidos por la situación. Por otra parte, en torno a 1335-1325 a. C. se hicieron copias de un texto médico antiguo que se convertirían en el conocido papiro médico de Londres, aunque se desconoce si estas copias servían algún propósito como informar a la población.

La enfermedad

Debido a las décadas de duración de la epidemia, su extensión a través de ratas en los barcos, su capacidad de infectar a humanos y animales, como los burros o las cabras, y por su sintomatología, es posible que los hititas sufrieran de tularemia, provocada por la bacteria Francisella tularensis. Los comerciantes la habrían extendido durante las paradas de sus rutas. Además, el hecho de que las epidemias de Canaán en el siglo XI a.C. y finales del siglo XVIII a.C., que en este caso infectó el puerto egipcio de Avaris, sean compatibles con la misma enfermedad sugiere que era endémica de la región.

Se trata de una enfermedad cuya inmunidad natural solo ocurre con el contacto constante con animales con cepas atenuadas de la bacteria, razón por la que podía afectar más en minas y zonas urbanas que en el campo.

Bibliografía

  • Trevisanato, S. I. (2007). The ‘Hittite plague’, an epidemic of tularemia and the first record of biological warfare. Medical hypotheses, 69(6), 1371-1374.

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o

Las mentiras que te contaron de los ninjas

En el imaginario colectivo, los ninjas son espías sigilosos y letales que se infiltran en las fortalezas enemigas aprovechando el manto de la noche, vestidos de negro y dominando toda serie de técnicas secretas extraordinarias. Sería por tanto un cuerpo de élite con las dotes necesarias realizar su tarea indetectados e infaliblemente. Su condición de grupo homogéneo, localizado y exclusivo de una región a quienes se le atribuían habilidades sobrehumanas los deja en una situación similar a la de los vikingos pero, como estamos acostumbrados a ver, lo lejano y exótico es proclive a cubrirse en leyendas. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis El uso de actividades de infiltración entre daimios se atestigua ya en la guerra de Ōnin (1467-1477), que iniciaría la prolongada guerra civil del periodo Sengoku (1467-1568). Durante el periodo Edo (1603-1868), la ley marcial y la extensa red de intelig

Si Caín mató a Abel, ¿con quién tuvo hijos?

En el Génesis se dice que Dios prefirió el sacrificio de los mejores animales del rebaño de Abel que la ofrenda de los productos de la tierra de Caín, primogénito de Adán y Eva. Las consecuencias son de sobra conocidas: Caín mata a su hermano Abel y, al ser descubierto, es maldito con una marca con la que su trabajo agrícola sería estéril a la vez que condenaría a quien lo matase. El problema que se plantea es que, siendo Adán y Eva los primeros humanos y Caín el único hijo vivo, la única manera de tener descendencia por vía sexual es mediante el incesto o nuevos hijos de la pareja primigenia.

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

¿Qué tienen que ver los testigos con los testículos?

Se suele compartir que, al testificar en los juicios, los romanos se apretaban los testículos con la mano derecha, como si mentir pudiera herirles en el "orgullo". Otra versión cuenta que en la elección papal, un encargado palpa al pontífice para testificar que era un varón. Ambas etimologías de la palabra testigo son falsas, pero eso no quiere decir que no exista relación entre testigo y testículo. Etimología La palabra latina testis significaba principalmente "testigo", pero también "testículo" (Pl. testes ). Testis proviene de *terstis y, como es habitual, de un compuesto protoindoeuropeo, *tri-sth 2 - i/o- , que significa "situado como tercero" (cf. tres, tri-/ter- y stare). Además testículo ( testis , cuyo diminutivo es testiculus ) tiene el derivado de tercero ( tertius ), pero no de tres ( tres ). Esta polisemia era explotada por autores romanos como Plauto en Miles Gloriosus ("El soldado fanfarró

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr