Ir al contenido principal

¿De dónde vienen los piojos?

Pediculus humanus capitis, piojo de la cabeza

Hay un momento en la vida de todo ser humano donde se hace la pregunta ¿de dónde vienen los piojos?. Si habitan en las cabezas humanas, ¿quién fue la cabeza cero? Si es tan sencillo eliminarlos, ¿por qué siguen existiendo? Estas preguntas se basan en las premisas de que el piojo no salta, sino que se transmite por contacto. ¿Acaso alguien nos frota su cabeza piojosa mientras las arañas se meten en nuestra boca mientras dormimos? ¿Hay intereses oscuros de las altas esferas en mantener la población piojil?

Conociendo a los piojos

Desarrollo de los piojos.

Los piojos de la cabeza (Pediculus humanus capitis) son artrópodos parásitos obligados de los humanos que absorben sangre a través del cuero cabelludo, al mismo tiempo que segregan saliva vasodilatadora,  anticoagulante y anestésica, permitiendo así que el flujo de alimento no se detenga. Aunque no saltan ni vuelan, pueden desplazarse 23 cm/min. 

Los huevos tampoco son colocados muy lejos, ya que se sitúan mayoritariamente en el pelo, a 1-2 mm del cuero cabelludo. Estos eclosionan en siete días. Al nacer, se convierten en adultos en otra semana y tienen una esperanza de vida de 30 días, durante los cuales la hembra puede colocar 150 huevos. Dado que, como larvas, son inmóviles durante los dos primeros estadios o instar, solo son transmisibles en el tercer estadio y como adultos. Mientras que los adultos pueden sobrevivir tres días sin el huésped, los huevos se conservan hasta 10 días.

Como en los mosquitos, el picor se produce como reacción antiinflamatoria a la saliva, por lo que no es perceptible hasta que se produce la respuesta inmunitaria. Es decir, como ocurre en las alergias, en el primer contacto ocurre la fase de sensibilización y es en contactos posteriores, en torno a las 3-4 semanas, cuando se produce una respuesta inmunológica.

¿De dónde vienen?

Huevo de piojo
Los piojos nos han acompañado desde hace millones de años, incluso antes de dejar África hace 80 000 años o de ser Homo sapiens sapiens, pero ahí no se queda la cosa. Los anopluros, el suborden de los piojos hematófagos que engloba a las ladillas y los distintos piojos de varios animales, evolucionaron hace 77 millones de años. Para ponerlo en perspectiva, el impacto K/T que acabó con los dinosaurios fue hace 65 millones de años. Esta evolución coincidió con la emergencia del superorden de los mamíferos placentarios. A su vez, los anupluros y los piojos masticadores de las aves (Mallophaga) surgieron de un grupo de artrópodos no parásitos relacionados con los piojos de los libros (Psocoptera), que sí tienen alas. Esta divergencia entre piojos parásitos y no parásitos ocurrió hace 100-150 millones de años, entre el Jurásico y el Cretácico.

En la actualidad, los humanos pueden ser infectados por los piojos de la cabeza (Pediculus humanus capitis) y los del cuerpo (Pediculus humanus humanus), que están en la ropa y entran en contacto con el cuerpo solo para alimentarse. Estas subespecies son muy parecidas, siendo distinguibles mayormente por su localización, aunque tienen otras diferencias, como el tamaño, la forma de las antenas y la capacidad de los piojos del cuerpo para resistir más tiempo sin alimentarse. Además, las consecuencias de la infección por piojos del cuerpo son mucho más graves. Esta diferenciación se produjo hace 114 000-30 000 años, cuando los humanos comenzaron a usar ropa. A pesar de esto y de que no entran en contacto, en condiciones de laboratorio son capaces de producir descendencia fértil.

Dada la dificultad de encontrar piojos fosilizados, no podemos asegurar con precisión cual fue el momento en el que surgieron, pero sabemos que los piojos humanos están relacionados con los piojos de los chimpancés (Pediculus schaeffi). Quiero compartir que, igualmente, las ladillas (Pthirus pubis) están relacionadas con los piojos de los gorilas (Pthirus gorilae). Se ha estimado que todos estos parásitos mencionados en este párrafo divergieron hace unos 13 millones de años. Los piojos de humanos y chimpancés divergieron hace unos 6 millones de años y las ladillas pasaron de los gorilas a los humanos hace 3-4 millones de años. La divergencia entre piojos de humanos y chimpancés coincide con la de estas dos especies de primates. Por último, los monos del Nuevo Mundo poseen el piojo P. humanus mjobergi, que se especula que fue transmitida por los humanos cuando cruzaron el estrecho de Bering.

¿Cómo sobreviven?

Quitando piojos

Los piojos se transmiten con más frecuencia con el contacto directo de una cabeza con otra, aunque también lo hacen a través de peines, cepillos, gorros, ropa, toallas, la ropa de cama y la tapicería. Pueden afectar a cualquier edad o nivel económico, aunque predomina más en niñas, especialmente entre 3 y 11 años, y en entornos donde conviva mucha gente. En cambio, en la población negra, el pelo ovalado dificulta que los piojos se agarren a ellos.

Aunque existan métodos para eliminarlos fácilmente, la prevalencia mundial sigue siendo alta, aunque difiere entre los distintos países. Por ejemplo, mientras en Brasil y Venezuela tienen una prevalencia del 35% y 28,8%, respectivamente, en los Países Bajos y Turquía son del 4,8% y 1,2%. De hecho, los casos mundiales han estado aumentando desde mediados de la década de 1960.

La supervivencia de los piojos se debe al uso de pediculicidas inefectivos, que no solo no los mata sino que aumenta su resistencia. También influyen el uso de métodos no probados clínicamente para combatirlos, el desconocimiento de sus rutas de transmisión y el deseo de los padres de evitar el estigma social.

Fuentes

  • Nutanson, I., Steen, C. J., Schwartz, R. A., & Janniger, C. K. (2008). Pediculus humanus capitis: an update. Acta Dermatovenerol Alp Panonica Adriat, 17(4), 147-159.
  • Boutellis, A., Abi-Rached, L., & Raoult, D. (2014). The origin and distribution of human lice in the world. Infection, Genetics and Evolution, 23, 209-217.
  • Adham, D., Moradi-Asl, E., Abazari, M., Saghafipour, A., & Alizadeh, P. (2020). Forecasting head lice (Pediculidae: Pediculus humanus capitis) infestation incidence hotspots based on spatial correlation analysis in Northwest Iran. Veterinary World, 13(1), 40.
  • Gratz, N. G., & World Health Organization. (1997). Human lice: Their prevalence, control and resistance to insecticides: A review 1985-1997 (No. WHO/CTD/WHOPES/97.8). World Health Organization.
  • Dalimi, A., Poor, B. M., Rashedi, J., Asgharzadeh, M., & Abdolalizadeh, J. (2016). Is Hair Lice Still a Public Health Problem?. Iranian journal of public health, 45(12), 1671-1672.

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o