Ir al contenido principal

El hombre copo de nieve


"Bajo el microscopio encontré que los copos de nieve eran milagros de belleza; y me pareció una pena que esa belleza no fuera vista y apreciada por otros. Cada cristal era una obra maestra de diseño y ningún diseño jamás se repetía. Cuando un copo de nieve se fundía, el diseño se perdía para siempre. Toda esa belleza se fue, sin dejar ningún recuerdo". - Wilson Bentley, el "hombre copo de nieve", 1925

 Los que tienen el número más pequeño son más antiguos.

En estas fechas, entre temporales y gélidas temperaturas, hay lugares donde tienen la suerte de disfrutar, o padecer, según el caso, la nieve. Un claro signo de la llegada del invierno, igual que la caída de las hojas de los árboles lo es del otoño. Todo se pinta de blanco, aunque los esquimales nos digan que hay 30 tonos distintos y nos llamen a la nieve de 40 maneras diferentes. Todo esto es algo que simplemente aceptamos al llegar esta época.

Pero 1885, un hombre cambió nuestra manera de ver la nieve. Se trataba de Wilson Alwyn Bentley (1865-1931). Wilson era un joven granjero de Nashville, una parte de Jericho, Vermont. Su padre también lo era, mientras que su madre había sido profesora, por lo que se dedicó a enseñar a Wilson y a su hermano. Tenía un gran interés por la naturaleza y el tiempo, especialmente por la nieve. Por eso, su madre le regaló un microscopio a los 15 años. Por aquel entonces, comenzó a observar copos de nieve al microscopio, aunque se fundían rápidamente y no le daba tiempo a dibujarlos.

Cansado de no poder reproducir la complejidad de los copos de nieve pidió una cámara de fotos, pero su padre se negaba a comprársela porque era demasiado cara. No obstante, su madre lo convenció y a los 17 años ya pudo disfrutar de su cámara.

Aparte de retratar a su familiares y vecinos, se las ingenió para adaptar la cámara al microscopio a base de concienzudo ensayo y error. Por muy baja que fuera la temperatura, los copos siempre se derretían. No fue hasta los 19 años cuando por fin pudo hacer una foto de un solo copo de nieve, convirtiéndose en un pionero de la microfotografía. Los describió como "pequeños milagros de la naturaleza" o como "flores de hielo". Por si lo habíais estado pensando, también es suya la famosa frase de "no hay dos copos de nieve iguales".





Tras el hallazgo, decidió compartir sus fotos con fotógrafos y científicos, pero estos dudaban de su autenticidad. Afortunadamente, en los últimos años del siglo XIX, el museo Mineralógico de Harvard adquirió  algunas de sus microfotografías. También publicó, en colaboración con el profesor de historia natural de la Universidad de Vermont, Henry Perkins, un artículo que discutía la causa de porque la estructura de los copos de nieve no se repite.

Bentley no se limitó a estudiar la nieve, sino que observó otros fenómenos meteorológicos como la escarcha, el rocío o las gotas de lluvia. Esto le llevó a escribir más de 50 artículos y añadir la entrada "nieve" en la 14ª edición de la Enciclopedia Británica. Además, a pesar de que durante gran parte de su vida, su trabajo fue ignorado, en 1920, fue elegido miembro de la Sociedad Americana de Meteorología.

En 1931, ya había fotografíado un total de 5.381 copos de nieve, publicándose unos 2.400 en su libro "Snow Crystals"

Murió de neumonía el 23 de diciembre de 1931, cuando volvía a su casa en medio de una ventisca. Sus fotos confirmaron lo que ya habían formulado otros científicos siglos atrás, como Kepler (1611), que se interesó en su forma hexagonal, el filósofo y matemático Descartes (1635), que se maravilló con su perfección, o Robert Hooke (1665), que hizo esbozos de la estructura de los copos en su libro "Micrographia".
 Dibujos realizados por Robert Hooke

Posteriormente, Ukichiro Nakaya estudió de forma sistemática los copos de nieve, observando todos los tipos, no solo los más bellos o simétricos. Sin embargo, lo más destacable fue su estudio en nieve artificial, comprendiendo mejor las condiciones físicas para su formación. Su trabajo se publicó en 1954 con el título de "Snow Crystal: Natural and Artificial", que ofrece un completo estudio sobre su formación.

Recomiendo visitar las fuentes, especialmente la del Museo de Ciencia de Buffalo que contiene 1600 microfotografías realizadas por Bentley y SnowCrystal que es una web dedicada exclusivamente a este tema.
Fuentes:

Comentarios

  1. Lo más impresionante de un copo, es que se ramifique en diferentes direcciones y con el mismo patrón en todas ellas, siendo cada copo distinto.

    Muy interesante haber conocido la historia de este pionero.

    ResponderEliminar
  2. Cuando estaba escribiendo, estuve saltando de uno a otro artículo de la wikipedia, y la explicación que le da es que a la escala del copo de nieve hay como una especie de microclima. Es decir, en todos los puntos del copo de nieve se dan las mismas condiciones (temperatura, presión...) lo que hace que se de la misma estructura. No es una explicación definitiva, pero no se ha encontrado una mejor.

    ResponderEliminar
  3. Pues precisamente eso mismo pensé, que "por huevos" debería tener que ver la temperatura, aunque como dices microclima, no había reparado en otros factores, como el de humedad y otros que ni imagino ahora.

    Son preciosos, increíble las variedades cuando a ojos nuestros, parecen todos creados de una misma fuente.

    ResponderEliminar
  4. Uno siempre piensa que al formarse sin patrón tendrán una forma caótica, no con esa tremenda belleza, sera por la temperatura o presión así como otros factores, pero no deja de tener algo misterioso y fascinante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).

Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

¿Por qué en las películas mudas corren tan rápido?

Una constante de las películas mudas, aparte de su constante humor de golpe y porrazo, como el lanzamiento de tartas o la caída por plátano, así como el atado de damiselas en las vías del tren, es la velocidad de los peatones. Hasta la abuela más enferma podía alcanzar velocidades superlumínicas si se lo proponía.

¿Por qué los murciélagos duermen colgados boca abajo?

Los murciélagos no son los únicos mamíferos capaces de desplazarse por el aire, pero sí son los únicos que pueden hacerlo impulsándose con sus alas en vez de planear. Esto es posible gracias a los potentes músculos de sus alas y su ligero cuerpo. Por otra parte, sus patas traseras son débiles, sin embargo, pueden dormir en posición invertida sin riesgo a caerse. Si lo pensamos, aunque no encontremos una razón clara, suponemos que esto debe ser una ventaja evolutiva.

El hombre con la sangre "dorada"

Sus médicos lo llevaron a la frontera. Así era más rápido: si donaba en Suiza, el proceso se enlentecería rellenando papeles y autorizaciones. La enfermera en Annemasse, Francia, podía ver por la bolsa de sangre destinada a París que esta era bastante inusual. Pero cuando leyó los detalles, se le abrieron los ojos. No había duda que era imposible para este hombre estar sentado a su lado, no solo vivo, sino también sano. Thomas sonrió. Muy pocas personas en el mundo sabían que su grupo sanguíneo podía existir. E incluso menos la compartieron. En 50 años, los investigadores solo han encontrado a unas 40 personas en el planeta con el mismo tipo de valiosa sangre en sus venas.