Ir al contenido principal

Nublado con posibilidad de microbios

Seguramente todos conocéis en mayor o menor medida el famoso ciclo del agua, ya sea por conocimiento del medio o por ciencias naturales. A primera vista, no parece que se pueda decir nada nuevo sobre él. Sin embargo, y para justificar esta entrada, hay algo que normalmente no se ha tenido en cuenta: los microorganismos.

Es un aspecto que aún se está estudiando, pero parece ser que los microorganismos pueden influir en las precipitaciones y que, en su ausencia, también se reduzcan la cantidad de lluvia, nieve o granizo.
Para empezar, para que se produzcan precipitaciones es importante la formación de hielo en las nubes. A temperaturas mayores a -36ºC, se necesitan partículas de aerosol para formar hielo a partir del agua. Normalmente el polvo se encarga de esto. Las simulaciones en el laboratorio indican que para que se produzca la nucleación de hielo con polvo mineral, es necesario que haya temperaturas menores a -15ºC. Sin embargo, en condiciones normales esto se produce a temperaturas mayores a -15ºC.

Es aquí donde entran en acción los microorganismos. Estos reciben el nombre de nucleadores de hielo biológicos y funcionan como catalizadores de la congelación a temperaturas mayores de -10ºC. En eficientemente altas, pueden impulsar la formación de hielo en las nubes y, por lo tanto, la formación de nieve y lluvia.


Hasta ahora no se sabía de donde procedían estos microorganismos. Un estudio los descubrió en lugares tan remotos como la nieve, suelos y plantas jóvenes de Montana, Louisiana, la isla de Ross en Antártida, Yukón en Canadá y los Alpes y pirineos franceses, siendo el continente helado donde su número era menor.

Se descubrieron varios tipos de microorganismos implicados, incluyendo bacterias asociadas a plantas (Pseudomonas syringae, Pseudomonas viridiflava, Pseudomonas fluorescens, Pantoea agglomerans, and Xanthomonas campestris), hongos (Fusarium avenaceum), algas (Chlorella minutissima) o polen de abedul ( P. syringae y F. avenaceum).

Se asume que estos microorganismos presentes en la atmósfera pueden variar estacionalmente debido a los cambios en la vegetación durante las distintas épocas del año.

Estos microorganismos especializados en vivir en plantas, mantienen una constante retroalimentación entre los ecosistemas y las nubes, ya que pueden transportarse por el aire a través del polen o los insectos y facilitar la formación de precipitaciones que favorezcan a las plantas. Se podría llegar a pensar que estos microorganismos han evolucionado creando una relación dependiente con las plantas.

Esta teoría de la bioprecipitación fue desarrollada por David Sands, patólogo de plantas en la Universidad del Estado de Montana, en la década de 1980. Sands postula que los ciclos de sequía están relacionados con la presencia de bacterias en las nubes. De esta forma, el sobrepastoreo podría afectar a las precipitaciones al producirse una reducción de la vegetación. Por otra parte, los granjeros afectados por la sequía podrían elegir plantas que albergaran más bacterias útiles en esta situación.

Fuentes:
  • National Geographic
  • Brent C. Christner. Terrestrial microbes swept into clouds can catalyze the freezing of water and may influence precipitation on a global scale. Microbe magazine
  • Brent C. Christner et al. Geographic, seasonal, and precipitation chemistry influence on the abundance and activity of biological ice nucleators in rain and snow. PNAS December 2, 2008 vol. 105 no. 48 18854-18859 
  • Microbewiki - Aeromicrobiology 

Comentarios

Lo más popular de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal, una enfermedad o un medicamento, como el latanoprost. La enfermedad puede ser una  ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario, entre otros.

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).

Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

El hombre globo que no podía defecar

Entrada originalmente publicada en Medizona Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses, exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

¿Por qué el café da ganas de cagar?

Sí, lo sé, "cagar" no es un término muy elegante y podría haber escogido multitud de alternativas (Defecar, excretar, evacuar, deponer, así como tantos otros), pero resulta el más reconocible. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha hecho esta pregunta con estas mismas palabras? Desde luego, la ciencia la ha contemplado y presentado una respuesta. Es una situación que no todos han experimentado, ni siquiera la totalidad de bebedores de café, pero quien lo ha notado conoce perfectamente la sensación.

Es un fenómeno que no va mucho más allá de lo que sugiere el título: cuando se bebe café, al poco tiempo se produce una sensación que incita a ir al baño. Si lo conoces de primera mano, el trayecto al retrete es tu rutina, parte de tu día a día. Te tomas tu café y sabes que la sensación no tardará en llegar, aunque no sepas por qué.