Ir al contenido principal

Los cristales de meteorito

Cuando un meteorito impacta la Tierra, la primera consecuencia obvia es la destrucción del suelo y la formación de un cráter. Además de cambiar la geografía del terreno, un impacto potente genera la suficiente temperatura y presión para alterar las rocas que detienen su trayectoria.

Este hecho produce las tecticas, cristales con similitudes a las rocas volcánicas, pero con las suficientes diferencias para considerarlas un grupo aparte.  Entre ellas, se encuentra la cantidad de agua. En las tecticas su presencia es más reducida, poniéndose de manifiesto al calentarse, que a diferencia de las rocas volcánicas, no se convierte en un cristal espumoso por el agua y otros componentes volátiles.


Cristal de Darwin
Aunque, como he mencionado, se forman con el impacto de un meteorito, se debatía si su origen podía ser extraterrestre, en concreto, por la antigua actividad volcánica lunar. Sin embargo, su composición se asemeja a las rocas sedimentarias que no existen en la Luna por la ausencia de agentes erosivos como el agua y el viento.

Sus formas son bastante variadas: gotas, discos, mancuernas, esferas, bastones, etc. Su forma dependía de su velocidad de rotación, linear, el ángulo de eyección y las condiciones terrestres una vez que se depositan en el suelo durante miles de años. Por lo general tienen una superficie rugosa, aunque puedan tener zonas donde son lisas. No se sabe exactamente por qué. Por una parte, se cree que se debe a la exposición a sustancias químicas del suelo y por otra, a que se debe a su desplazamiento por la atmósfera tras el impacto en un proceso llamado espalación.
Moldavita

Se han encontrado en casi todos los continentes. En Europa se encuentra en Alemania y la República Checa; En oriente, en el Sudeste Asiático y próximos a las costas sur y oeste de Australia y Tasmania; África también tiene dos yacimientos, uno en el desierto Libio (con los cristales del mismo nombre) y Costa de Marfil; mientras que en Norteamérica, en Texas y Georgia. A estas, hay que sumarles las microtectitas que se depositan en el lecho marino. Estos lugares se corresponden a cuatro puntos de dispersión, es decir, la zona donde se dispersan los meteoritos en un solo impacto (zona de dispersión norteamericana, moldavita, de Costa de Marfil y de Australasia, aunque estas zonas pueden dividirse a su vez en áreas más pequeñas)..

Durante la historia el hombre no ha sido ajeno a ellas. Se han usado como herramientas, amuletos o joyería. El  pectoral del faraón Tutankhamon destaca por mostrar un escarabajo de cristal de desierto de Libia, un tipo de tectita. Esta costumbre no ha desaparecido, ya que aún se venden collares y pendientes de tectitas

La formación de cristales por fuerzas repentinas y brutales no está restringida a los meteoritos. En la prueba Trinity de 1945 en Alamogordo, Nuevo México, la explosión nuclear fundió la arena que fue ingerida por la bola de fuego y dispersa en forma líquida. En este caso, se llaman trinititas. Un análogo del sitio de pruebas de Semipalátinsk se llama kharitonchiki (харитончик No tengo ni idea de como traducitrlo). Ambos casos los mencioné brevemente en la entrada sobre las fulguritas (el mismo caso, pero con rayos) que publiqué hace algo más de 5 años.

Fuentes: Meteorite.com ,  epod ,  tektitesWikipedia

Comentarios

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.