Ir al contenido principal

Coincidencias religiosas de ayer y hoy

Hace bastantes años ya, rondaba, y supongo que lo seguirá haciendo, un documental de tres partes llamado Zeitgeist. En la primera parte intentaba demostrar que muchas religiones repetían características comunes como si siguieran un patrón. Salvo algunos detalles, las grandes "revelaciones" eran falsas. Sin embargo, esto no quiere decir que las religiones antiguas no compartan puntos en común con las actuales. Que estas últimas hayan tomado costumbres e historias antiguas, aunque posible, es algo que no podría confirmar. Sin embargo, conocerlas hace que las culturas de hace miles de años no nos parezcan tan lejanas.

Isis y Horus niño y la virgen María y el niño Jesús

La imagen superior muestra a Isis y Horus, tanto su representación típica como en época romana (encontrada en una casa del siglo IV d.C. en Karanis, Egipto), a la izquierda y centro, y a la virgen María y al niño Jesús a la derecha.
Este es el ejemplo más popular. A veces, como pasa con cualquier tema, incluso se hacen menciones a los illuminatis al enseñar estas imágenes. La historia sobre la muerte de Osiris es bastante popular, pero la resumiré para entender el contexto.

Hay distintas versiones del mito. En líneas generales, Set mata a Osiris debido a que quiere su trono y separa su cuerpo en distintos trozos que Isis reúne. Isis lo resucita temporalmente para concebir a Horus. Al final, Horus es cuidado por Neftis hasta que es capaz de vengar la muerte de su padre. Según la versión, la forma y el momento en el que Isis concibe a Horus, cuantas veces muere Osiris o la forma en la que Set lo mata puede variar. Diodoro Sículo incluso sustituye a Set por Tifón, a Horus por Hércules e incorpora a los sátiros y a las musas.

Diosa serpiente
El caso es que, aparte de la representación, comparten un nacimiento milagroso, siendo fecundada Isis por un dios muerto y María por el Espíritu Santo, ambos huían de alguien (Set y Herodes) además del halo clásico que puede recordar al disco solar que presentaban en muchas ocasiones los dioses egipcios sobre su cabeza.

Pese a las coincidencias, no prueba que la virgen María fuera una continuación, por decirlo de alguna manera, de Isis, aunque es evidente que comparten similitud. Por otra parte, tampoco tenían la misma consideración, ya que Isis era una diosa, con sus templos y ritos, mientras que la virgen María, a pesar de los milagros que se le atribuyen, no se considera una diosa. Además, la imagen de una diosa amamantando al niño parece un motivo típico. En la imagen de la derecha se muestra un ejemplo de una estatuilla de una diosa del cuarto periodo de El Obeid (4000 a.C.) encontrada en Ur  y que ahora está en el Museo de Nacional de Iraq, Bagdad.

Un detalle menos conocido es que, al igual que la Virgen del Carmen, patrona del mar en España y Costa Rica, Isis Pelagia era la diosa a la que los navegantes pedían protección.



Procesión de Osiris y las procesiones de Semana Santa

Tras su muerte, Osiris se convirtió en dios de los muertos, un título que durante el Reino Antiguo ostentaba Anubis, que perdió importancia, aunque conservaba parte de su labor funeraria. Su consideración como dios de los muertos y su muerte y resurrección en el mito contado antes está íntimamente relacionado con el Nilo. De forma anual, el Nilo se inundaba y traía vida a sus orillas. Dejaba un limo oscuro y fértil que se simbolizaba con la piel negra o verde de Osiris.

La coincidencia con la Semana Santa no es que le realizaran procesiones. En la antigua Grecia y Roma ya se hacían procesiones anuales. En este caso, se trata del hecho de simbolizar en una procesión la muerte y resurrección de un dios. En los 5 días de la ceremonia, se llevaba el cuerpo de Osiris a su tumba, se le ofrecía luto y finalmente renacía.

Casualidades del destino, no era el único dios que murió, resucitó y al que se le hacían procesiones. Dioniso también tuvo ese honor. Los que vieran el antiguo documental que mencioné antes, Zeitgeist, recordarán que comparaban a Horus y a Dioniso, entre otros, con Jesús. Desafortunadamente, hay detalles que se sacan de la manga, como los 12 apóstoles o seguidores de Horus. No es el único dato falso, lo que le quita la poca credibilidad que pueda tener.

Confesión de pecados a Amón

Para el cine, su nombre es famoso, pero su apariencia no tanto. Sin quererlo, hizo honor a su título de "el oculto". A diferencia de dioses como Horus o Bastet que se suelen representar con cabezas de animales, para alguien no familiarizado con la cultura egipcia, la figura de Amón podría parecer la de un faraón. Por supuesto, no estoy diciendo que no se le pudiera ver con cabeza de animal, ya que muchas veces se le representaba con cabeza de cordero. Sin embargo, este dios lleno de misterio se convirtió en uno de los más importantes, hasta el punto de equipararse con Ra. Incluso el resto de dioses se llegaron a considerar distintas manifestaciones de Amón.

Una de las actividades destinadas a conseguir el favor del dios era la confesión de pecados. En una estela en Deir el-Medina decía lo siguiente:
[Amón] que acude a la voz de los pobres en problemas, que da aliento a los desdichados...Tú eres Amón, el Señor del Silencio, quien acude a la voz de los pobres; cuando te llamo en mi desesperación Tú vienes y me rescatas...Aunque el siervo estaba dispuesto a realizar el mal, el Señor está dispuesto a perdonar. El Señor de Tebas no pasa un día entero enfadado; Su ira se va en un momento; ninguna permanece. Su aliento vuelve a nosotros en misericordia...Que tu ka sea amable; que perdone; No volverá a pasar.
Esta estela muestra que, a diferencia de otros dioses que en los primeros periodos estaban asociados a la realeza, Amón se centraba en los desafortunados.

El diluvio universal

¿Quién no conoce ya que el diluvio universal aparece en multitud de culturas? En la tablilla XI de La epopeya de Gilgamesh aparece la primera mención conocida. El siguiente fragmento está extraído de Wikisource:

Atrapando a la [gente] como una batalla. Nadie ve a su prójimo, No puede reconocerse la gente desde el cielo. Los dioses se aterraron del diluvio, Y, retrocediendo, ascendieron al cielo de Anul. Los dioses se agazaparon como perros Acurrucados contra el muro exterior. Istar gritó como una mujer en sus dolores, La señora de dulce voz de los [dioses] gime: "Los días antiguos se han trocado, ¡ay!, en arcilla, Gn 7:23 Porque hablé maldad en la Asamblea de los dioses. (120) ¿Cómo pude hablar maldad en la Asamblea de los dioses, Ordenando batalla para destrucción de mi gente, Gn 8:21 Cuando yo misma di a luz a mi pueblo? ¡Como el desove de los peces llena el mar!" Los dioses Anunnaki lloran con ella, Los dioses, humildemente, están sentados y lloran, Con los labios apretados, [... ] uno y todos. Seis días y [seis] noches Sopla el viento del diluvio, mientras la tormenta del sur barre la tierra. Al llegar al séptimo día, La tormenta del sur (transportadora) del diluvio amainó en la batalla, (130) Que había reñido como un ejército El mar se aquietó, la tempestad se apaciguó, el diluvio cesó
A partir de ahí surgirían más relatos sobre el gran diluvio. Algunos añadirían detalles que este no cuenta. Por ejemplo, sin salir de Mesopotamia, tenemos la historia de Atraharsis (significado: "Sumamente sabio"). Como pasa también con mucho de sus dioses, su nombre puede variar según las distintas culturas mesopotámicas. Para los babilonios era Utnapishtim ("Encontró la vida") y para los sumerios, Ziusudra ("Vida de largos días"). Aunque evoquen al mismo personaje, sus historias pueden tener variaciones respecto a la original de la misma manera que la historia de Noé respecto a ellos.

Volviendo con Atraharsis, su historia comienza en la creación de los humanos. En un comienzo, los dioses menores se declararon en huelga porque tenían demasiado trabajo. Acuden a Enlil, el dios principal, quien aconsejado por su visir, convoca a los grandes dioses: Anu (el cielo) y Enki (dios que dominaba el Apsú. Apsú era el dios primordial del agua dulce). Se reunen con el cabecilla de la rebelión y deciden crear a la humanidad, no sin antes sacrificar a un dios menor. Con la sangre de Geshtu-E (dios de la inteligencia) y el barro, crean al hombre para aliviar el trabajo de los dioses.

Cada vez que la humanidad es tan numerosa que su ruido impide dormir a Enlil, este envía un desastre tras otro, como enfermedades, sequías o hambrunas. Viendo que Enki, después de la apelación de Atraharsis, frustrara sus planes, Enlil le ordena desatar un diluvio y no avisar a ningún humano. Intentando no romper su juramento, Enki, le dice a la choza de Atraharsis que construya un barco. Enki y su familia se van a la costa, construyen un barco y lo llenan con un animal de cada especie. 

Tras una semana de lluvia, Atraharsis desembarca y ofrece un sacrificio. Es entonces cuando Enlil descubre el barco y lo destruye. Finalmente, Enki lo persuade para que. evitando que se repita la misma situación, dificulte el embarazo de algunas mujeres y creen sacerdotisas a las que no se les permita tener niños.

En el mito de Utnapishtim, este libera una paloma, una golondrina y un cuervo para ver si encuentran tierra, siendo el último el único que no vuelve. Como observareis, no solo coincide la inundación con el relato de Noé, sino también el sacrificio, el barco, los animales y las aves que libera para saber si hay tierra firme.

La mujer-costilla y el jardín del paraíso

Cuando digo mujer-costilla, hablo de una mujer cuyo origen fue la costilla de otra criatura, como Eva en la Biblia. No se trata de ningún híbrido extraño. Aquí volvemos con un viejo conocido, Enki, a quienes los babilonios y acadios conocían como Ea. Fue uno de los dioses más importantes y destacaba entre otras cosas por ser el dios del agua, representándose con el Tigris y el Eúfrates brotándole de los hombros. Aunque están íntimamente relacionados, no se debe confundir con Apsú, Absú o Engur, dios más primitivo según la genealogía divina mesopotámica, que personificaba el agua dulce y creó el cosmos junto con Tiamat, el agua salada.

En el mito de Enki y Ninhursag, la pareja de dioses vive en un paraíso pacífico. En el relato, Enki mantiene relaciones con su esposa Ninhursag, quien da a luz a Ninsar. Luego hace lo mismo con Ninsar que da a luz a Uttu. Enki intenta repetir el proceso con esta última, pero Uttu consulta a Ninhursag. Le recomienda que se aparte de las riberas de los ríos ya que pueden verse afectados por las inundaciones (recordemos que es un dios del agua dulce). En una versión del mito, Enki consigue lo que se propone, pero su esposa retira su semilla y la planta en la tierra de donde surgen ocho plantas. Enki se come todas las plantas y se queda embarazado de sí mismo, hinchándosele la mandíbula, los dientes, su boca, su cadera, su garganta, su costado y su costilla. Ninhursag entonces le saca el semen de su cuerpo, dando a luz a ocho dioses de la curación de las distintas partes del cuerpo que tenía hinchadas. La última, que salió de la costilla, compartiría el título de Señora de la Vida con Ninhursag. Este título también significaría "la madre de todos los vivos".


Y esto es todo por hoy. Dado que contribuyo con frecuencia a Wiki Mitología, es posible que acabe encontrándome más coincidencias similares o algún detalle mitológico que valga la pena compartir. Pasense si quieren ver más o si quieren aportar. Ninguna aportación es demasiado pequeña.

Comentarios

  1. Tenía entendido que la similitud entre el mito de María y el de Isis era intencionada y tenía que ver con Cirilo, quien promovió que a María se le diera el estatus de "madre de Dios". Mientras que los nestorianos se oponían, a Cirilo le interesaba que se pudiera adorar a la virgen María para promover el cristianismo en Egipto, donde el culto a Isis estaba muy arraigado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, desconocía esa historia. Podría ser que en ese momento, o con el paso del tiempo, María adquiriera características de la propia Isis, sin implicar que María sea Isis (y puede incluso que sean características comunes con diosas de otras regiones). En la historia del antiguo Egipto, algunos dioses delegaban sus funciones (como Anubis a Osiris) o tenían distintos dioses para la misma cosa (como Ra, sus manifestaciones, y Horus para el Sol).

      Lo de poner a María donde estaba Isis me suena a algo que ya se hizo en Egipto en la dinastía Ptolemaica, tras la muerte de Alejandro Magno, en el que hicieron combinaciones de dioses griegos y egipcios, como Hermanubis (Hermes+Anubis) o fusionaron varios egipcios y le dieron estética griega (Serapis).

      De cualquier forma, voy a seguir mirando lo de Cirilo.

      Eliminar
  2. Muchas de las costumbres del Catolisismo como ser Navidad fueron los usaron para sustituir las fiestas de las divinidades romanas. Si se estudia la Biblia se deduce que Jesus no nació en esa fecha. Como tambien que María a parte de ser madre de Jesus no es considerada como divinidad en ninguno de los evangelios

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

Julia Pastrana, la historia real de la mujer oso

Julia Pastrana nació en 1834. Llegó, cubierta de misterio, y su vida fue tan extraña y triste como su nacimiento. Se cree que nació en una pequeña tribu de nativos americanos en las laderas occidentales de México. No se sabe mucho sobre su infancia, pero su primera aparición en público fue cuando, en 1854, la llevaron y la exhibieron en la Gothic hall en Broadway. El nombre con el que se anunciaba era un insulto cruel y triste a su condición. Conocida como "la maravillosa híbrida" o la "mujer oso", también llamada como "La mujer más fea del mundo". Su propietario fue llamado Mr M. Rates y vio su potencial en el mismo momento en el que la encontró, trabajando como criada del gobernador de Sinaloa, México. Dándose cuenta de que podía ganar mucho dinero, decidió empezar mostrándola al público como "El gran fenómeno de la naturaleza". Los periódicos del día dijeron que era horrible, pero elogiaron su buena voz para cantar.

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

Criaturas míticas que resultaron ser reales

Al pensar en criaturas míticas, uno acostumbra a opinar que todas y cada una de ellas pertenecen al mundo de la ficción, como el ave canela, pero hay bestias que, en épocas antiguas, eran tan exóticas que parecían extraídos de la fantasía. El que sus descripciones se basaran en testimonios indirectos no ayudaba mucho. En estos casos se suele mencionar al unicornio con los rinocerontes y narvales como fuente de inspiración y de su cuerno, respectivamente, o a los manatíes en el caso de las sirenas. En ambos ejemplos, las bestias míticas se parecen a los animales como un huevo a una castaña y lo aceptamos a falta de una mejor explicación.

La breve y extrañamente interesante historia de las luces de Navidad

Thomas Edison fue conocido por sus absurdas maniobras publicitarias, pero durante la Navidad de 1880 prefirió tocar la fibra sensible. Ese año, en vez de electrocutar a un elefante, iluminó la Navidad.

Por 1880, Edison ya había inventado su lámparas incandescente, y buscaba una manera de publicitarla. Para mostrar su invención las usó en la fiesta de Yule, donde se colgaron lámparas incandescentes en el Laboratorio de Menlo Park, de modo que todos los viajeros que iban en el tren pudieran ver el milagro de la Navidad. Pero Edison es Edison, y decidió ponerlo más difícil encendiendo las luces desde un generador remoto a 8 millas de distancia.

Dos años después, Edward Johnson, un amigo de Edison, mostró el primer árbol de Navidad iluminado en su casa de Manhattan. El árbol, que contaba con 80 luces, era tan imponente como el árbol de Navidad de Charlie Brown (izquierda, clic para agrandar). Como podrías imaginar, la idea de Johnson fue utilizada como publicidad.

Esta tradición puede ha…

Descubriendo el origen de besarse bajo el muérdago

Los origines de besarse bajo el muérdago en Navidad se remonta al siglo XVII. Se creía que poseía un poder mágico que daba la vida y tenía la habilidad de traer la paz entre los enemigos. En Escandinavia, el muérdago era considerado una planta de paz, bajo la cual los enemigos podían declarar la tregua o un matrimonio que discutiera podría besarse y hacer las paces.

En el siglo XVIII, besarse bajo el muérdago tomó un nuevo significado. Se creía que una joven bajo el muérdago no rechazaría ser besada, y que un beso apasionado podría significar el comienzo de un gran romance. Por el contrario, si una mujer no era besada mientras estaba bajo el muérdago, significaba que no se podría casar durante otro año. No hace falta decir, que la Navidad para las chicas jóvenes durante el siglo XVIII estaba tan llena de estrés como de alegría navideña.