Ir al contenido principal

El hombre que podía oír a las personas antes de que hablaran

Para los habituales al juego online, podría incluso llamársele "el hombre con lag". La falta de sincronización entre la visión y la audición es un problema real. Ver la televisión, oír los sonidos del exterior o una simple charla se ve afectada, ya que la desincronización no solo se aplica hacia los demás, sino hacia uno mismo. Es decir, al sufrir este trastorno oiríamos nuestra voz a un ritmo distinto al que nos veríamos mover los labios.
Este es el caso de PH, quien viendo la televisión percibió que la imagen y el sonido estaban desincronizados. Pronto descubrió que no solo todas las televisiones emitían a destiempo sino que la voz de su hija no se correspondía con el movimiento de sus labios.

Esta fue una razón por la que PH se convirtió en un objeto de estudio. Al fin y al cabo, la luz y el sonido no solo se transmiten a distinta velocidad por el aire, sino que siguen distintos recorridos en el cerebro. No es extraño que, aunque los impulsos nerviosos sean muy veloces y las distancias cortas, una señal pueda llegar a su destino antes que la otra, teniendo que intervenir el cerebro para coordinarlas. Este caso produjo dos preguntas opuestas pero relacionadas: ¿Cómo se produjo la desincronización en PH? Y ¿Cómo se produce la sincronización en un sujeto sano?

En el caso de PH, percibía el sonido 200 ms antes que la visión. No solo eso, sino que cuando hablaba oía el sonido antes de notar los movimientos de su mandíbula. Esta descoordinación aumentaba con el cansancio. En el 2007 se operó de miocarditis, una inflamación en la envoltura del corazón, y al año siguiente fue diagnosticado con miastenia gravis. Aunque este problema sucedió 2-3 meses después que la miastenia, se desconoce hasta qué punto están relacionados.

Al conocer su caso, se sometió a una batería de pruebas que demostraron que no tenía anormalidades neurológicas y además poseía un cociente intelectual por encima de la media. Tan solo se registró una pérdida leve de audición a las frecuencias altas. La resonancia magnética mostró dos pequeñas lesiones, una en el mesencéfalo superior y otra en la mitad del tronco cerebral.

Pero lo más interesante ocurrió cuando fue puesto a prueba con la ilusión McGurk. En esta ilusión, como podemos ver en el vídeo inferior, podemos percibir distintas sílabas según lo que veamos, aunque el sonido realmente sea el mismo. Lo sorprendente es que lo lógico sería pensar que, si PH oye el sonido 200 ms antes de que perciba el movimiento, tan solo habría que rezagar el sonido para que pudiera oírlo en sincronía, pero se descubrió que era al contrario: el sonido tenía que producirse 200 ms antes que el movimiento para que PH los percibiera coordinados y pudiera notar la ilusión McGurk. Dicho de otra manera, había que adelantar aún más el sonido a la imagen.
Aunque no se ha encontrado ningún caso de las mismas características, la asincronía no parece una situación extraña, ya que durante el estudio descubrieron que otros sujetos también la tenían, aunque no eran capaces de percatarse. Podría ser que solo fuera apreciable ante las condiciones de laboratorio.

Según el principio de Segal, "Un hombre con un reloj siempre sabe la hora que es; un hombre con dos relojes, nunca está seguro". Parece ser que el cerebro tiene varios "relojes" internos y este percibe que distintos elementos ocurren en momentos diferentes. Para PH, uno o varios de esos relojes podrían haberse retrasado debido a la lesión. La desincronización pudo ser muy grande o súbita para ser ignorada o para adaptarse, haciendo que sea consciente de ello. Aunque PH que se ha terminado acostumbrando a ello, ya que no esperaba envejecer sin problemas, el oír su propio voz antes de tiempo simplemente le parece extraño. No siente como si otro controlara lo que dice. Por su parte, el autor del estudio confía encontrar una manera de ralentizar la audición de PH para que concuerde con lo que ve.

Fuente

  • Elliot D. Freeman et al. Sight and sound out of synch: Fragmentation and renormalisation of audiovisual integration and subjective timing Volume 49, Issue 10, November–December 2013, Pages 2875–2887 doi:10.1016/j.cortex.2013.03.006
  • Newscientist

Comentarios

  1. lo del video no pillo. que se supone que tiene que oírse? yo oigo ba en todo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el vídeo dice "Ba" y "Fa". En otros, dice "Ba" y "Da". Intenté encontrar un vídeo que vi hace años que se notaba una diferencia muy clara, pero al no encontrarlo, puse este que estaba en español.

      Eliminar

Publicar un comentario

En las entradas con más de 14 días, los comentarios no se publicarán hasta que sea revisados.

No se aceptan comentarios incoherentes, en mayúsculas o con enlaces de spam. No es recomendable añadir correos electrónicos ni teléfonos. Se agradecen los comentarios con respeto.

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o