Ir al contenido principal

El ascenso de un parásito durante la decadencia de la Unión Soviética

Repúblicas administrativas de la antigua Unión Soviética en 1989, antes de la independencia de las repúblicas soviéticas tras la caída del muro de Berlín. Imagen: Perry-Castañeda Library (PCL) of the University of Texas at Austin.
Pregúntele a cualquier politólogo: un cambio de regimen tiene consecuencias impredecibles. El vacío dejado tras el fin del liderazgo y la desorganización que le sigue, ya sea con alegría en el caso de una liberación o de miedo cuando es una tiranía, provoca un cambio inesperado. Para los estados de Asia central de la antigua Unión Soviética al principio de la década de 1990, entre esas secuelas estaba la aparición de un pequeño y terrorifico gusano que vio, en el colapso del monolítico centro neuralgico político, una gran oportunidad.

Poco después de la disolución de la Unión Soviética en 1991, los servicios médicos fueron engullidos en medio de una atmósfera de graves dificultades económicas. El derrumbe político y socioeconómico precipitó, entre otros muchos cambios, el cese de los programas de control de infección canina y los servicios públicos de salud veterinaria. Los programas de control para desparasitar perros se disolvieron junto a la antigua república soviética, mientras la población de perros aumentó.


Pocas veces se considera el estado de la salud veterinario como un componente integral de la salud pública humana, pero los dos estás intimamente ligados: lo que infecta a los animales de granja, mascotas domésticas y aves de corral nos afecta también a nosotros, como nos han enseñado repetidamente los brotes de SARS, gripe porcina y virus del Nilo occidental.




El céstodo parasitario Echinococcus, que infecta a depredadores caninos, también sigue esta norma y se basa en la ancestral relación entre humanos y los perros pastores. Infecta a los cánidos, como los zorros, lobos y perros domésticos que se alimentan de los cadáveres de los herbívoros, como las ovejas o las vacas. Estos huespedes intermediarios portan al gusano en su forma de larva, que ha sido ingerido como huevos que han sido excretados previamente por otros cánidos, en un uróboro interminable, si lo desea, que traza el ciclo vital del céstodo.

Ciclo vital del parasito Echinococcus. Fuente: Human echinococcosis, also known as hydatidosis or hydatid disease, is caused by the larval stages of the tapeworm. Imagen: CDC.
Claramente los canidos hacen el trabajo sucio para estos céstodos, jugando un papel indispensable en su transmisión no solo a ovejas y otros animales, sino también a los humanos. Los humanos son infectados accidentalmente al consumir sus huevos, a veces por las verduras y el agua contaminadas por las heces. El parásito se deposita en los pulmones, hígado, y en definitiva, en cualquier órgano visceral del cuerpo humano.

Según la especie pueden presentarse distintas formas de la enfermedad. El E. granulosus provoca quistes y formas menos graves de equinococcosis, con un quiste que crece lentamente en los pulmones y el hígado. El E. multiloculares, normalmente asociado con animales salvajes y cazadores, es el más peligroso ya que causa equinococcosis alveolar: los quistes se forman por todo el cuerpo, con una metastasis agresiva, formando tumores parasitarios en en cuerpo. Es mucho menos común y mucho más letal.  Esta es la especie que se está abriendo camino a través de Asia Central. La equinococosis es una enfermedad asociada a una alta morbilidad debido a la colonización de órganos vitales; la ruptura del quiste puede provocar un inmenso shock anafilactico y la muerte.


Ciclo vital del Echinococcus. Fuente: Parasite.org.au
La epidemiología de la transmisión de la equinococosis es igual al ciclo vital del céstodo. La prevención de su transmisión a los humanos comienza tratando a los perros, y los programas de desparasitamiento son cruciales para mantener la buena salud pública, tanto para nosotros, desgarbados primates, como para nuestros fieles compañeros. El colapso de los programas de salud veterinaria en la antiguas repúblicas soviéticas en los 90 hizo estallar una ardiente tencendia de infecciones caninas tanto con E. granulosus como con E. multicolaris.

La prevalencia de infecciones en el ganado y los cánidos "es paralelo al aumento de la incidencia de la enfermedad humana". Cerca del 60% de las ovejas en Uzbekistan alojan el parásito y se informa de un aumento de la prevalencia en Kazajistan, Kirguistán y Tayikistán. De los humanos a las cabras, cerdos e incluso camellos, cualquier cosa con patas y sangre caliente corriendo por sus venas parece ser susceptible a este céstodo.
Distribución mundial aproximada de E. granulosus (en el 2002). La identificación exacta de las áreas con endemicidad alta o normal es difícil por la falta o insuficiencia de datos. Fuente: Johannes Eckert y Peter Deplazes.
Biological, Epidemiological, and Clinical Aspects of Echinococcosis, a Zoonosis of Increasing Concern.
Clin. Microbiol. Rev. vol. 17 no. 1 107-135 doi: 10.1128/CMR.17.1.107-135.2004
Tan solo una década después de la caída del régimen soviético, la incidencia de la equinococosis cística se ha cuadriplicado en Asia central. En Kazajistán, han pasado de 200 casos a mediados de los 90 a mil casos anuales; el aspecto más negativo de la epidemia es el aumento proporcional de casos pediatricos del 20 al 32%. Se han registrado epidemias similares en Lituania, Tayikistán, Turmekistán y Uzbekistán.

La aumentada prevalencia de echinococcus en Kirguistán sirve como conmovedor ejemplo de como un parásito se incrustó en la estela de la caída soviética. Tanto allí como en China, los primeros casos de la forma pulmonar de E. multilocularis aparecieron en 1996 y han ido incrementandose desde entonces. El 65% de los zorros lo porta con algunos especímenes llevando miles de parásitos.


La población de perros se ha disparado y se informa de un gran número de ellos que se alimentan libremente de roedores, aumentando la probabilidad de transmitir la enfermedad a los humanos y otros animales. Un examen reciente evaluo el brote de equinococosis en Asia central destacando que "con el mayor número de perros y la pobreza rural  generalizada, el E. multilocularis colonizó perros que eran forzados a cazas o buscar comida". La pobreza también puede ser una carga para nuestros amigos caninos.

Tomografía computarizada (A) y resonancia magnética (B) de un hombre con una equinococosis poliquística en el hígado. Fuente: Jenny Knapp et al. Journal of Emerging Infectious Diseases. Diciembre 2009
Aunque el número de infecciones humanas en Kirguistán parece bajo - el número total de casos desde 1995 a 2011 está en torno a los 300 - un informe publicado el verano pasado por el las unidades de epidemiología gubernamentales llama a la situación como una epidemia emergente. Considerando la seria morbilidad causada por la enfemedad, cualquier número de infecciones es causa de preocupación.

La situación de la equinococosis en Kirguistán y sus países vecinos está intrinsecamente unida a la desintegración de la Unión Soviética y la consiguientes graves dificultades económicas y cambios socioeconómicos. El colapso de la Unión Soviética  provocó cambios sorprendentes en su sistema de servicios sanitarios centralizado: un bajada súbita en la financiación, descentralización y fragmentación, la introducción de relaciones de mercado y las emergentes desigualdades económicas.

Apariencia de la membrana del quiste de pulmón. Fuente: wikimedia commons
Varias tendencias de salud produjeron: disminución de la esperanza de vida y natalidad, aumento de incidencia de enfermedades infecciosas, enfermedad cardiovascular, así como mortalidad infantil y maternal.  Los programas sanitarios para animales domesticados también se perdieron por el camino.

Cuando la salud pública funciona, sus efectos están camuflados o son invisibles. La aparición de una enfermedad o desastre se materializa en su ausencia o defecto.

La equinococosis es un feo indicador de las secuelas persistentes de la disolución de la Unión Soviética. El efecto dominó empezó con una de las sacudidas socioeconómicas y políticas más grandes de la historia moderna, cuyos efectos aún resuenan como un lento desastre sanitario, y manifestandose como unos parásitos asentándose en los órganos del ganado, perros y humanos.

N. B.

Los cambios en las técnicas de cria también han dado forma a esta epidemia postsoviética. La propagación de la equinococosis ha sido indudablemente influenciada por "la reorganización de la ganadería con la privatización de las grandes unidades pecuarias que han llevado al cierre de grandes unidades de procesamiento de carne y reducido la supervisión del procesamiento de carne por los servicios de salud públicos veterinarios". Con el cambio a la ganadería privatizada, el número de perros pastores ha aumentado, una situación propicia para el parásito en este nuevo paisaje social.

Fuente: Body horrors

Comentarios

Lo más popular de la semana

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal, una enfermedad o un medicamento, como el latanoprost. La enfermedad puede ser una  ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario, entre otros.

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano

En 1524, Marcantonio Raimondi publicó I Modi (Las maneras), también conocido como Los dieciséis placeresDe omnibus Veneris Schematibus, donde mostraba 16 grabados de posturas eróticas basadas en las pinturas de encargadas a Giulio Romano por Federico II Gonzaga para el nuevo Palacio del Té en Mantua. Sin embargo, el Vaticano no vio con buenos ojos su publicación, por lo que el papa Clemente VII ordenó encarcelar a Marcantonio y destruir todas las copias de su obra.

El hombre globo que no podía defecar

Entrada originalmente publicada en Medizona Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses, exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

10 emperadores locos e incompetentes de la antigua China

Cinco milenios permitieron a la región actualmente conocida como China que 67 dinastías tomaran sucesivamente el poder, con un total de 446 emperadores. Como era de esperar, esto propició toda clase de gobernantes, desde emperadores queridos por su pueblo como despreciados. No obstante, hay que tener cautela con las fuentes históricas, especialmente cuando no pueden ser contrastadas, ya que pueden verse fuertemente influidas por las opiniones de su autor, como ocurrió por ejemplo con Nerón.
Gao Yang (高洋) Gao Yang (526-559), conocido póstumamente como emperador Wenxuan de Qi (Septentrional) ((北)齊文宣帝) o por su nombre de cortesía Zijin (子進), fue el primer emperador de Qi Septentrional durante el periodo de Dinastías Meridionales y Septentrionales.
 Durante sus primeros años, fue querido por tomar medidas efectivas para mejorar las fuerzas militares y políticas, además de mejorar las vidas de la gente reduciendo la carga impositiva. Debido a sus grandes esfuerzos, Qi Septentrional se …

El hombre con la sangre "dorada"

Sus médicos lo llevaron a la frontera. Así era más rápido: si donaba en Suiza, el proceso se enlentecería rellenando papeles y autorizaciones. La enfermera en Annemasse, Francia, podía ver por la bolsa de sangre destinada a París que esta era bastante inusual. Pero cuando leyó los detalles, se le abrieron los ojos. No había duda que era imposible para este hombre estar sentado a su lado, no solo vivo, sino también sano. Thomas sonrió. Muy pocas personas en el mundo sabían que su grupo sanguíneo podía existir. E incluso menos la compartieron. En 50 años, los investigadores solo han encontrado a unas 40 personas en el planeta con el mismo tipo de valiosa sangre en sus venas.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…