Ir al contenido principal

La diarrea de langosta que llevó al descubrimiento de los bacteriófagos


En 1910, el microbiólogo franco-canadiense Félix d'Herelle observaba una plaga de langostas en México. La peculiaridad es que descubrió que morían de una septicemia y síntomas intestinales debido a una bacteria que podía cultivar directamente de la diarrea de las langostas. Conociendo esto, podía anticiparse a las plagas esparciendo la bacteria previamente, en una estrategia similar a la que usaría décadas después Paul-Félix Armand-Delille con los conejos.

Continuó su estudios en América del sur y el Norte de África, percibiendo en esta época una anomalía en algunos cultivos de cocobacilos. Descubrió "puntos claros" (les taches claires) de 2-3 mm de diámetro en los cultivos del laboratorio. Raspó la superficie del agar en los puntos transparentes y los miró en el microscopio, pero no vio nada. D'Herelle asumió que algo lo suficientemente pequeño para ser filtrado a través del filtro Chamberland estaba conteniendo a las bacterias.
Filtro Chamberlain
En 1915, una gran plaga de langostas amenazó Túnez y se le encargó a d'Herelle encargarse de ella, provocando una gran mortalidad entre los insectos. Al año siguiente, la plaga volvió al norte de África, pero Túnez permaneció libre de ella. D'Herelle siguió viendo "puntos claros" en sus cultivos, quedándose en el norte de África para investigar el significado de este descubrimiento en el Institut Pasteur en la capital tunecina. Cuando se las mostró al director del Institut Pasteur, Charles Nicolle, dijo "que puede ser el signo de un virus filtrable llevado por el cocobacilo, un virus filtrable que es el auténtico agente patógeno, mientras que el cocobacilo es solo un contaminante".
Félix d'Herelle

En agosto del mismo año, d'Herelle volvió a París, donde se le pidió que investigara la epidemia de disentería del escuadrón de caballería en Maisons-Lafitte, cerca de París. Las emulsiones filtradas de las heces de los enfermos se situaron en los cultivos de bacilos de disentería y se extendieron en agares nutritivos de las placas de Petri, encontrándose de nuevo puntos claros.

Entre los muchos casos de disentería bacilar, d'Herelle observó a uno desde su admisión hasta su convalecencia. El primer día se aisló el bacilo Shigella dysenteriae de las heces con sangre, pero no había manchas blancas en el agar del cultivo de caldo con las heces filtradas. Se repitió diariamente el mismo experimento, mostrándose manchas blancas en el cultivo del cuarto día.

A la mañana siguiente, el cultivo estaba totalmente claro, a pesar de que el día anterior estaba turbio. Eso significaba que las bacterias se habían desvanecido. En el agar también ocurrió lo mismo. D'Herelle infirió que al enfermo le habría ocurrido lo mismo, ya que durante la noche había notado una gran mejoría.
Pîerre Paul Émile Roux

El dr. Émile Roux presentó una nota de d'Herelle a la Académie des Sciences el 15 de septiembre de 1917, introduciendo a la comunidad médica el antagonista microbiano invisible al bacilo de disentería, al que llamó "bacteriófago".

Sin embargo, la comunidad médica se mostró escéptica al descubrimiento y no lo consideraban importante. D'Herelle era, o bien un visionario, o bien un tonto. El escepticismo permanecía incluso cuando se mostraba cómo se disolvían los cultivos a las 2-3 horas de inocular el bacteriófago. Pocos reconocieron su importancia, y otros le atribuían otras causas, como características propias de las bacterias o la posibilidad de un fermento químico corporal causada por las bacterias infecciosas. Hasta la invención del microscopio electrónico en 1940 no se pudo reconocer esta nuevo agente.

En los siguientes años, d'Herelle seguiría experimentando en aves de corral con tifoidea aviar en los Estados Unidos y la provincia de Champaña, Francia. Observó que la bacteria se transmitía entre las gallinas. hasta que una era capaz de resistirla y curarse. Entonces es el bacteriófago el que se extiende a costa de la bacteria. De esta forma, se propagaba la protección. Además, sus heces contendrían el mismo bacteriófago.
D'Herelle afirmó que este comportamiento se podría reproducir en un experimento, que serviría para confirmar su hipótesis. Primero intentó reproducir su hipótesis contra la tifoidea aviar, primero a través del tratamiento de animales infectados, y segundo, a través de una combinación de cultivos de bacteriófagos activos contra la Salmonella con el agua que bebían las aves, donde ya había comenzado la epidemia. Las gallinas infectadas se curaron y la epidemia desapareció.

Para conseguirlo, era necesaria una dosis suficientemente grande de bacteriófagos para destruir a las bacterias en unas horas, por lo que debía usarse una cepa potente de bacteriófagos. D'Herelle solía repetir: "la fagoterapia es una terapia de todo o nada. Si se usan cultivos de bacteriófagos de actividad débil o moderada, la bacteria patógena resistirá su acción y no se producirá una cura. Cada terapia de bacteriófagos debe, por tanto, ser resultado de una selección".

Además, la experiencia le indicó que debe aislarse la bacteria al comienzo de la enfermedad, evitando el uso de bacterias contaminadas con bacteriófagos gastados. Este bacteriófago siempre está en cepas aisladas en pacientes cuya actividad bacteriófaga espontánea había sido disminuida al comienzo de la terapia.
Vibrio cholerae
En 1920, d'Herelle usó su tratamiento en humanos en indochina con cólera. Si no aparecía un bacteriófago activo contra la Vibrio cholerae en las muestras de heces antes de las 48 horas del primer síntoma, el paciente moriría, sin excepción. Por el contrario, si el bacteriófago tenía una fuerte actividad, no importara la gravedad de sus síntomas iniciales, el paciente se recuperaría. La duración de la enfermedad dependía de la virulencia observada del fago en las pruebas in vitro. In vivo, el efecto del fago era tan claro que d'Herelle lo consideró la única causa de la recuperación.

En 1921, el profesor Hutinel administró oralmente el fago contra la Shigella a los pacientes que sufrían de disentería tóxica en el Hôpital des Enfants Malades de París.En 24-26 horas, desapareció la presencia de sangre en heces y comenzó su recuperación. No obstante, bacteriólogos de Brasil, Alemania y Estados Unidos no consiguieron emular sus sorprendentes resultados.

Paulativamente, la fagoterapia fue instaurándose en lugares como Georgia, Egipto y la India. En 1927, d'Herelle fue capaz de tratar a 74 pacientes gravemente afectados de cólera asiática en Punyab, India. Aquellos tratados oralmente con los fagos, incluyendo aquellos administrados después de las 24 horas del comienzo de los síntomas, mostraron una mortalidad del 8%, aunque esta aumentaba gradualmente en los grupos que habían recibido el tratamiento más tarde. En comparación, los no tratados o que se les aplicó otra terapia mostraban una mortalidad del 63%,

El Laboratoire du Bactériophage de París produjo muchos fagos dirigidos a combatir muchas infecciones comunes, como la sinusitis, las infecciones de las heridas o intestinales. A pesar de ello, d'Herelle señaló que, a menos que se controlara cuidadosamente su calidad, no era fácil producir preparados terapéuticos de fagos. Añadió además que la mayoría de los productos de fagos en el mercado eran inútiles para recuperarse de una enfermedad infecciosa. Esta fue una de las muchas razones por la que la terapia fue desacreditada en la comunidad médica.

Para la década de 1930, d'Herelle controlaba personalmente los laboratorios que producían fagos para controlar su calidad. Además, solo se usaban principalmente aquellos que él había descubierto. Tras la Segunda Guerra Mundial, el tratamiento antibiótico, liderado por la penicilina, se convirtió en la terapia común. Con la creciente resistencia bacteriana a los fármacos, es posible que la fagoterapia vuelva a ser la opción predilecta.

Fuente:

  • Dublanchet, A., & Bourne, S. (2007). The epic of phage therapyCanadian Journal of Infectious Diseases and Medical Microbiology18(1), 15-18.



Comentarios

Lo más popular de la semana

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano

En 1524, Marcantonio Raimondi publicó I Modi (Las maneras), también conocido como Los dieciséis placeresDe omnibus Veneris Schematibus, donde mostraba 16 grabados de posturas eróticas basadas en las pinturas de encargadas a Giulio Romano por Federico II Gonzaga para el nuevo Palacio del Té en Mantua. Sin embargo, el Vaticano no vio con buenos ojos su publicación, por lo que el papa Clemente VII ordenó encarcelar a Marcantonio y destruir todas las copias de su obra.

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal, una enfermedad o un medicamento, como el latanoprost. La enfermedad puede ser una  ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario, entre otros.

Entrevista entre Shigeru Miyamoto y Hayao Miyazaki (1992)

En junio de 1992, Family Computer Magazine (Fami-maga) publicó una charla entre el diseñador y productor de videojuegos de Nintendo Shigeru Miyamoto y el fundador de Studio Ghibli y director de cine de animación Hayao Miyazaki. Esta charla ocurrió durante la finalización de la producción de Porco Rosso, que se estrenaría en Japón el 18 de julio de ese año. Desgraciadamente, la discusión no traspasó las fronteras japonesas y, con el fin de Fami-manga debido a la popularización de su competidora Famitsū, tuvo pocas posibilidades de resurgir.

La crítica de George Orwell del Mein Kampf

En marzo de 1940, 5 y 9 años antes, respectivamente, de sus obras más famosas, Rebelión en la granja (1945) y 1984 (1949), George Orwell publicó una crítica al Mein Kampf (1925) de Adolf Hitler. En ella, analiza la figura del führer y sus ambiciones. Sin más, les dejo con la traducción integra de la crítica.

La homosexualidad en los pueblos azteca y mesoamericanos

Hoy en día la homosexualidad es un tema que despierta una gran disparidad de opiniones. El pasado no fue distinto, con diversas actitudes según la época y lugar. Teniendo en cuenta que los aztecas o mexicas y otros pueblos mesoamericanos vivieron aislados de las culturas del viejo mundo, ¿eran sus posturas más abiertas hacia la homosexualidad, aún más duras o variadas según el ámbito?

Antes de repasar los textos conservados, tenemos tener en cuenta que nuestros conocimientos sobre los pueblos precolombinos están limitados por el enfoque de los textos que han llegado a nuestros días. No es sencillo determinar hasta que punto están influenciados por el cristianismo. Por otra parte, otra dificultad radica en tratar de encontrar nuestra concepción actual de la homosexualidad en fuentes de hace cinco siglos de una cultura distinta a la nuestra.
Perspectiva española Dicho esto, tenemos varias perspectivas. Los españoles proporcionan los pasajes más concisos, siendo suyos los primeros testi…

La respuesta de J. R. R. Tolkien a la Alemania nazi

Joseph Goebbels fue proclamado ministro para la ilustración pública y propaganda en 1933, organizando un equipo de reguladores que supervisaría el trabajo de los artistas judíos en el cine, teatro, música, bellas artes, literatura, la radio y la prensa. Básicamente, eliminaba la participación judía en las principales actividades culturales alemanas requiriendoles una licencia.Para eliminar de Alemania cualquier cultura que no tuviera un origen ario, es cuestionaron a los artistas en el extranjero.

En 1938, el autor inglés J. R. R. Tolkien y su editor británico Stanley Unwin comenzaron las negociaciones con Rütten & Loening, una editorial berlinesa, sobre una traducción alemana de su reciente novela El hobbit.

Tolkien contó en privado a Unwin que odiaba la "doctrina de la raza" nazi por ser "totalmente perniciosa y no científica", añadiendo que tenía muchos amigos judíos y consideraba abandonar la idea de una traducción alemana. La editorial alemana le envió un…

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?