Ir al contenido principal

La tentación de pactar con el diablo

Fausto y Mefistófeles
Ante un dios que nunca cumple directamente las plegarias, la alternativa sensata es acudir a la competencia y pactar con el diablo. A cambio del alma, tendremos acceso a un amplio catálogo de deseos de cumplimiento rápido. Además es más accesible que las opciones locales, como los leprechaun, los genios y los pozos de los deseos. Las historias de pactos con el diablo son numerosas y antiguas, por lo que deben tener un origen y una razón de ser.

Los comienzos

En la clasificación Aarne-Thompson-Uther (ATU) de cuentos populares son el motivo M210, que adecuadamente se refiere a los tratos con el diablo, pudiendo ser de dos tipos: aquellos en los que realmente se forja el pacto y en los que se intenta burlar al diablo. Aunque la base de estas historias se sitúa habitualmente en la Edad Media europea, se cree que ese intercambio de riquezas terrenales por el alma es mucho más antiguo. Pudo haber comenzado en la época bíblica, con el libro de Enoc, el Talmud y la cábala. Incluso pudo basarse en el libro de Job o las tentaciones de Cristo.

En El mágico prodigioso (1637) de Pedro Calderón de la Barca, Cipriano vende su alma al diablo si este puede hacer suya a Justina, pero se salva al convertirse al cristianismo y morir como martir junto a Justina. Su historia está basada en la de los santos homónimos que murieron en Nicomedia el 26 de septiembre de 304 d.C.

Según la leyenda, Teófilo de Adana también habría pactado con el diablo cuando el obispo, que adquirió esa posición debido a que Teófilo la rechazó, le privó de su posición anterior de archidiácono. Arrepentido, contactó con un nigromante para hacer un contrato con sangre con el diablo, que le devolvió su posición de obispo. Sin embargo, temeroso por su alma, hizo huelga de hambre durante 40 días y se le apareció la virgen, que lo castigó. Debido a sus ruegos, la virgen intercedió con Dios y, tras otros 30 días más sin comer, la virgen reapareció y le otorgó el perdón A pesar de eso, el diablo hizo que el contrato le apareciera en el pecho. Llevándoselo al legítimo obispo y confesándole su pecado, lo quemó y murió de puro gozo. Volviendo a la clasificación ATU, pertenecería al motivo M218.1, "pactos con el diablo sellados con sangre hechos inefectivos por un santo". Al igual que ocurrió con la leyenda de Cipriano y Justina, Teófilo protagonizaría una historia posterior, la obra Le miracle de Théophile de Gautier de Coincy de principios del siglo XIII.

El secreto del éxito

De la misma manera que en la actualidad se atribuyen a intervenciones alienígenas los grandes logros de la humanidad, el pacto con el diablo fue un recurso que se incorporó en leyendas y relatos de personajes reales. Hay múltiples ejemplos, como el de la papisa Juana, contado por Giovanni Boccaccio en el relato De Mulieribus Claris (1361-1362); el del líder militar de Luis XIV, François Henry de Luxemburgo; el alquimista suizo Paracelso o el papa Silvestre II, que supuestamente abrió una escuela de hechiceros para intentar vencer a la muerte.

Por supuesto, no podemos olvidar a Johann Georg Faust, sobre quien escribió por primera vez Juan Tritemio y que dio lugar al personaje de Fausto, conocido especialmente por la obra de Johann Wolfgang von Goethe. Esta inspiración para Fausto fue un personaje misterioso dedicado a la alquimia, la astrología y a la magia que murió en una explosión durante uno de sus experimentos.

Equivalentes y relacionados

Hijo prometido al diablo
Este arquetipo se ha relacionado con una sombra, una inversión malvada del propio personaje, el inconsciente que el individuo se niega a aceptar o comprender y que, por ello, se vuelve destructiva. En los cuentos populares, además del diablo, puede aparecer como un ogro, un gigante o incluso la propia muerte. Este motivo puede tener muchas variantes y ser clave en muchas historias. No se limita a la persona que se deshace de su alma para cumplir su ambición. El diablo también puede dar un hijo suyo o quedarse con uno ajeno. Como en La bella y la bestia o Rapunzel, esa entrega no tiene que ser al diablo, sino a un ser temible como un monstruo o una bruja. En algunas creencias africanas exportadas a Jamaica y Guayana francesa, el trato se hace con la Muerte, presentándose el mismo tipo de variantes, como el cazador que hace un trato con ella, la araña embaucadora que pretendía engañarla o la madre que le entregaba a su hija, todos a cambio de carne.
 
Las historias en las que se intenta burlar al diablo, o cualquier otro equivalente, son muy antiguas. El mito de Meleagro sirve de ejemplo, dado que las Moiras le anunciaron a su madre Altea que su hijo moriría cuando ardiera completamente el tizón de su chimenea. Entonces, Altea lo apagó y lo guardó, pero cuando, tras la cacería de Calidón, mató a su hermano e hijo, lo volvió a sacar para consumirlo en las llamas.

Algunas de esas historias están ligadas a lugares reales, como los puentes del diablo, donde este ofrecía completar una construcción a cambio del alma del constructor, pero este le burlaba haciendo que pasase antes algún animal.

Fuentes

  • Garry, J. (2017). Archetypes and Motifs in Folklore and Literature: A Handbook: A Handbook. Routledge.

Comentarios

Publicar un comentario

En las entradas con más de 14 días, los comentarios no se publicarán hasta que sea revisados.

No se aceptan comentarios incoherentes, en mayúsculas o con enlaces de spam. No es recomendable añadir correos electrónicos ni teléfonos. Se agradecen los comentarios con respeto.

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o