Ir al contenido principal

Japón en el siglo XVII, según la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales

Las embajadas al emperador de Japón (Die Gesantschaften an die Kaiser von Japan, Ámsterdam, 1669) de Arnoldus Montanus es una recopilación de descripciones de emisarios de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales y sus encuentros con nativos y portugueses. Muestran el Japón del siglo XVII, en pleno cierre de fronteras, con el estilo occidental.

Arnoldus Montanus compuso el libro durante su estancia en la isla Dejima en el puerto de Nagasaki, el único lugar del país donde podía desembarcar la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales. Los documentos de la Compañía que informaban de la expedición anual de la embajada a Edo a mostrar los respetos al Shogun en la década de 1640, registros de misiones portuguesas anteriores y notas sueltas de varios libros y cartas de viaje jesuitas formaron el material primario que nutrió la obra de Montanus.
Señor de los soldados de Bungien






El texto dice que se trata del ídolo de Canon en su templo, nombre japonés de Guan Yin. Sin embargo, siguiendo con el estilo hindú que tienen alguno de los dibujos, podría ser Matsia, avatar de Visnú.


Gekdonne, hijo del nuevo gobernador de Nangesaque (Nagasaki), Joffiesamma.


Mendigos japoneses

El transporte de la dama de honor Taikōsama
Hay cierta polémica sobre esta imagen, ya que durante la era Tokugawa (1603-1868) estaban prohibidos los vehículos con ruedas. Fue tras levantarse la prohibición, en 1869, cuando se inventó el jinrikisha (人力車), es decir, el clásico palanquín con ruedas. El texto de la obra original parece decir que estos carros solían ser tirados por dos bueyes, pero no menciona que lo hicieran humanos ni que los empujaran por detrás. En la traducción al inglés se ve que no describe el transporte, sino el protocolo que seguirá la dama de honor.

Los monos

El ídolo Toranga
Este Toranga se considera, según el texto, uno de los primeros emperadores de Japón. Se muestra con nueve brazos, con diversas armas, luchando contra un humano y un dragón de bronce que escupe fuego.
El templo de los diablos
El texto describe el llamado "templo de los infernales", donde los japoneses veneran una imagen con cabeza de jabalí con dos grandes colmillos y una corona con diamantes y muchas joyas preciosas. Sus manos sostienen un anillo, una flor parecida a un lirio (Nota: quizás una flor de loto), una pequeña cabeza de dragón que escupe fuego y un cetro dorado. El resto de la descripción trata la ropa y su posición. Según dicen, a estas horribles figuras les llaman "Joosie Tiedebak", mientras a dios lo llaman "Joosie Goesar". En la misma página habla de Huitzilopochtli ("Vitziliputzli") y Tezcatlicopa de los "indios occidentales".

Parece una representación del océano de leche, con la serpiente Vasuki enroscada en la montaña Mandara sobre la tortuga (avatar de Visnú) Kurmá. A un lado tiran los asuras y al otro los devas.

En la traducción al inglés dice que, a la izquierda del dios creador japonés (nuestra derecha) se encuentran dos reyes y un antiguo filósofo. Describe sus ropas y señala que las cuatro cabezas del segundo rey indican que vivió durante 4 000 años. Al primer individuo de la izquierda lo compara con Anubis por su cabeza de perro. La mayoría de las veces compara las deidades y costumbres japonesas con las descritas por los autores clásicos sobre civilizaciones antiguas.



La manera en que los japoneses se desgarran sus propios vientres
En el texto se cuenta que este castigo público se infligía no solo en los criminales, sino en aquellos relacionados con él. Cuenta que, según Francis Cairon, un noble propietario, con el fin de enriquecerse, obligó a sus inquilinos a pagar un alquiler mayor al que había decretado el emperador. Viéndose incapaces de soportar la carga, se reunieron y fueron al concilio para quejarse del señor de su finca. El propietario y toda su familia, incluidos miembros a más de cien leguas de distancia, fue condenada a cometer seppuku.


Aunque describe a los luchadores, el escenario y al juez, la obra dedica más extensión a compararlos con los griegos y los romanos.


Secretarias con el gobernador recién elegido. Como es habitual, la obra describe con detalle sus ropas.


Fuente: Bibliodyssey
El templo del/la Amida dorado/a, en un altar cubierto de plata con una copa dorada en cada extremo. El ídolo con cabeza de mono cabalga un caballo de siete cabezas (como Uchchaihshravas) y sostiene un aro con la boca. Dice que la consideraban una de las deidades principales.

Como todo, las imágenes tienen influencia hindú. La deidad puede ser Inari, representado como un zorro con una llave o joya en la boca, pero no deja de ser una suposición personal.

Fuente: Bibliodyssey
Castillo de Firando (Hirado, Nagasaki). Fuente: Bibliodyssey
El agua hirviente de Singcock (Zingock) Fuente: Bibliodyssey
Los japoneses cristianos de Nagasaki fueron transportados a Arima, torturados y asesinados. Algunos fueron escaldados, otros atados en estacas a merced del Sol ardiente, entre otras formas de tortura. El texto cuenta que las víctimas eran llevadas a cirujanos para prolongar sus vidas y poder torturarlos más tiempo. Las mujeres eran desnudadas en la calle y violadas públicamente. A las viudas se les obligaba a cometer adulterio con sus hijos. A las hijas se les obligaba a prender el fuego que quemaría a sus padres. Entre otras muchas torturas, cuenta que llenaban de agua a las víctimas para golpearles fuertemente sus vientres, colocaban a algunas mujeres con serpientes para que devoraran sus vísceras a través de sus partes pudendas. La que considera más cruel es colgarlos por los pies en un pozo y cortarles la frente en forma de cruz, manteniéndolos varios días en el pozo.
Fuente: Bibliodyssey


Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o

Las constelaciones y cuerpos celestes del firmamento maya

"El Caracol", el observatorio de Chichén Itzá en 1932. Una vez más volvemos a mirar al cielo desde los ojos de nuestros antepasados. Esta entrada estará dedicada al firmamento maya, una de las civilizaciones mesoamericanas precolombinas más conocidas. Los pueblos necesitaban conocer las estrellas para guiarse en la navegación, el calendario de cosechas, de festividades y político. Los mayas no eran ajenos a esto, como tampoco lo eran, como vimos en el pasado, los aztecas y los incas . Para los mayas, las estrellas eran fuegos que servían para iluminar el camino durante la noche. Los mayores "fuegos" de las constelaciones organizan su disposición en el cielo. Las almas se convertían en ellas al morir. Quizás por ello soñar con ellas indicaba un destino funesto. Los mayas observaban las estrellas antes del amanecer. Los tsotsil se referían a ellas como k’analetik ("las amarillas"), situándolas en un nivel superior al cielo sobre las nubes, pero in