Ir al contenido principal

Las incoherencias del cuento de la Cenicienta y la razón de su existencia

La Cenicienta es un cuento mundialmente famoso cuyo argumento es de sobra conocido. Como en otras historias donde está implicada la magia, se acepta que los problemas se solucionen de manera extraordinaria, pero aún así se generan dudas sobre su coherencia interna. Es decir, resulta incomprensible que el relato disponga unas normas y las siga según le convenga. Esto genera dudas como, ¿por qué se le cae el zapato si le encaja perfectamente? ¿Por qué no la reconoce el príncipe? Si el traje desaparece a medianoche, ¿por qué no lo hace también el zapato? ¿El cristal no es impráctico para unos zapatos?

Versiones

A diferencia de la Bella y la bestia, que tiene una obra original inspirada por diversos relatos anteriores, la Cenicienta parte de una historia preexistente clasificada en el grupo 510A de la clasificación Aarne-Thompson-Uther de fábulas y cuentos de hadas. Las versiones más conocidas son Cendrillon ou la petite pantoufle de verre en Histoires ou contes du temps passé, avec des moralités (1697) de Charles Perrault y Los cuentos de hadas de los hermanos Grimm (1812). Antes, entre y después de Perrault y los hermanos Grimm han existido multitud de versiones de la misma historia en todos los continentes con presencia humana constante.

Argumento general

La protagonista se muestra en una posición desdichada, habitando en la cocina, ocupándose de tareas imposibles (sacar guisantes de las cenizas, lavar un pañuelo negro hasta que quede blanco o viceversa, llenar un saco sin fondo con castañas), vistiendo harapos y/o siendo muy fea. Sin embargo, es ayudada por su madre muerta, que vuelve en forma de animal o árbol, para darle ropas que la embellecen. La protagonista conoce a un hombre de posición o conocimientos elevados en un lugar importante para su cultura, como un baile, un teatro o la iglesia. La protagonista debe superar una prueba. Tradicionalmente implica al zapato, pero puede ser componer una canción o averiguar el material de las cuerdas de trineo y arco del jefe en la versión india. Tras superar la prueba, se reunen los amantes.

El hada madrina

Mientras el resto de cuentos hablan de animales o árboles, manifestaciones de la madre de Cenicienta, que ayudan a la protagonista, Perrault recurre a un hada madrina que convierte una calabaza en carruaje, a los ratones en corceles, una rata en cochero y unas lagartijas en lacayos. Además le da un traje con adornos de oro y plata con incrustaciones con joyas. Vuelve a aparecer cuando es reconocida por el enviado del príncipe, momento en el que el hada madrina la vuelve a vestir para ser escoltada al castillo.

¿Por qué a Cenicienta se le cae el zapato si le encaja perfectamente?

Como las nuevas versiones tienden a basarse en las anteriores, pueden acabar con las lagunas argumentales de varias de ellas. En la versión de los hermanos Grimm, Cenicienta acude al baile tres noches seguidas, huyendo rápidamente, para disgusto del príncipe. En la tercera noche, el príncipe coloca resina en la escalera, por lo que su zapato se queda pegado.

¿Por qué el príncipe no la reconoce?

En la versión de Perrault, el príncipe envía a sus hombres a ver a qué mujer le encaja el zapato de cristal, pero esto no confirmaría su identidad, ya que habría otras que usaran el mismo tamaño. Es cuando Cenicienta demuestra que tiene el otro par cuando se confirma que era ella a quien buscaba el príncipe. Se sobreentiende que el príncipe la reconoce cuando vuelve a su castillo, pues se casan varios días después. En la ópera Cendrillion (1810) de Nicolas Isouard y Charles-Guillaume Étienne, los zapatos se combinan con una rosa que oculta la identidad de Cenicienta. En la adaptación italiana Agatina, O La Virtù Premiata (1814) de Stefano Pavesi, se desechan los zapatos y tan solo se utiliza la rosa. En La Cenerentola, ossia la bonta in triunfo (1816) de Gioachino Rossini y Jacopo Ferreti no hay magia y se trata del tutor del príncipe quien busca una esposa de virtud verdadera. Cuando al disfrazarse de mendigo es la única en ser caritativa con él, la envía al baile con un traje y dos brazaletes idénticos. Uno de ellos se lo entregará Cenicienta al príncipe. Es en la versión de los hermanos Grimm (1810), donde el zapato se queda pegado en la escalera, donde es identificada solamente por este.

¿Por qué el zapato no desaparece tras la medianoche?

El límite de medianoche no es ubicuo, sino de las derivadas de Perrault, donde acude tres veces al baile. El cansancio o volver antes que sus hermanas son algunos de sus otros motivos de su regreso

¿Por qué los zapatos son de cristal?

Glass slippers
Los zapatos de cristal son un elemento común de las versiones derivadas directamente del cuento de Perrault. En aquellas ajenas o influenciadas indirectamente, es habitual que sean de oro e incluso que ni haya zapatos importantes en la trama. Aunque el cristal sea un material inadecuado para el calzado, se utiliza como símbolo de la virginidad, ya que es frágil y solo se puede romper una vez. Además, romper el cristal puede ser un símbolo de buena suerte, como en las bodas judías. Algunas fuentes afirman que originalmente se trataba de zapatos de piel (vair en francés medieval) en vez de cristal (verre), pero tanto las versiones de Charles Perrault como aquellas en otros idiomas sin estos homónimos siempre han mencionado solamente zapatos de cristal.

Fuentes

Comentarios

  1. Oye, pues super curioso que haya tantas variaciones!! Y bueno, todas las variantes que se han hecho después en películas!! Que también hay unas cuantas muy diversas. La verdad es que es una historia muy recurrente. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto como que tiene miles de años y sigue renovándose.

      Eliminar

Publicar un comentario

En las entradas con más de 14 días, los comentarios no se publicarán hasta que sea revisados.

No se aceptan comentarios incoherentes, en mayúsculas o con enlaces de spam. No es recomendable añadir correos electrónicos ni teléfonos. Se agradecen los comentarios con respeto.

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

La enfermedad mental como infección

A principios del siglo XX se tenía un especial interés en identificar la etiología de los trastornos psiquiátricos y cognitivos. Entre los eugenistas y los seguidores de Sigmund Freud se debatía el dilema de naturalza frente a crianza, pues los primeros creían que eran males heredados, mientras los segundos señalaban a los traumas infantiles como su causa. Esta discusión concebía una posición más: el origen infeccioso. La infección como causa de la enfermedad mental Durante la Belle Époque (1871-1914), al fin se había desechado la teoría miasmática de la enfermedad en favor de las bacterias como agentes patógenos. En estos años se pensaba que el cuerpo estaba constantemente luchando contra la autointoxicación o toxemia intestinal, es decir, la acumulación de toxinas producidas por las bacterias endógenas. Por lo tanto, para prevenir la enfermedad solo había que acabar con esas bacterias y para curarla bastaría con eliminar el órgano afectado. En base a estos principios se recomendaba t