Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2021

El hombre antediluviano que resultó ser una salamandra

Hasta bien entrado el siglo XVII, el hallazgo de restos prehistóricos se explicaba desde una perspectiva bíblica o mítica. Por ello, cuando se encontraron fósiles de peces a gran altitud y alejados del mar, era lógico esperar que aludieran al diluvio universal como causante de un hecho que parecía imposible por otros medios. Diluvianismo Los diluvianistas intentaron reconciliar la religión y la ciencia ideando hipótesis que confirmaran el diluvio. Thomas Burnet (1635-1715) postuló en Telluris Theoria Sacra que la Tierra estaba hueca y que el agua del diluvio surgió de su interior, creando las montañas y océanos. En cambio, William Whinston (1667-1752), discípulo de Isaac Newton, defendía que el paso de un enorme cometa cerca de nuestro planeta fue el causante de la catástrofe. A esto había que añadir la hipótesis de Filón de Alejandría (30 a.C.-45 d.C.), Isaac de La Peyrère (1596–1676), Isaac Vossius (1618–1689) y Edward Stilling (1635–169

Wendigo, el antropófago invernal

En la naturaleza, lejos de la civilización e inmersa en territorios desconocidos, está la semilla de donde germina el terror en los humanos. Como ya vimos con los troles , del aislamiento, la oscuridad y lo inhóspito nacen los monstruos. A pesar de su origen puramente artificial, son un reflejo nuestro más salvaje, así como habitante de la naturaleza que invierte los roles habituales para convertirnos en presa. Entre este tipo de criaturas, se encuentra el temible wendigo.  Nombres Generalmente se le llama wendigo, pero también recibe el nombre de windigo, windago, wendago, wendigo, wendigowak, kokotché, atchen, withigo, whit-ti-o, kookoodji, vitico, wittokah o Weeteeg. Monstruo y/o humano Entre los pueblos algonquinos del este de Canadá, como los cree o los ojibwa norteños, se hablaba de un solitario gigante de ojos saltones, corazón de hielo y una boca sin labios con dientes afilados de la que se derramaba

La bragueta de armar, la moda renacentista de marcar paquete

Durante el Renacimiento, destacó la moda de vestir prendas que acentuaran la silueta de las piernas , pero también que acentuaran el "empaque" masculino. La bragueta de armar fue una prenda masculina que durante el siglo XV y XVI que pasó de un simple triángulo de tela a un artículo acolchado y decorado difícil de ignorar. Esta prenda atraía opiniones tan contradictorias como su propia naturaleza, pues no estaba bien visto exponer los genitales, pero la bragueta centraba la visión en ellos. Aunque su ubicuidad pudiera haber normalizado su presencia, los líderes se representaban con braguetas distintivas, cuyo color se diferenciara del resto de sus prendas. Ignorada voluntariamente por los historiadores del siglo XIX, se han realizado desde entonces suposiciones aventuradas de su uso. Por una parte se ha evitado sugerir cualquier componente sexual indicando que era parte de la armadura militar que protegía los genitales y que fue adaptada a la vestimen

Albert Einstein: ¿Por qué el socialismo?

En mayo de 1949, el célebre físico Albert Einstein escribió para la revista Monthly Review sobre los problemas del capitalismo, la intensa competición económica y el crecimiento de la desigualdad, destacando la rica oligarquía que controla los medios e influye a los políticos que patrocina. Finaliza presentando unos principios por los que debería operar una sociedad más desarrollada que evitara estos dilemas. ¿Por qué el socialismo? ¿Es recomendable que alguien que no es un experto en temas económicos o sociales exprese sus opiniones sobre el tema del socialismo? Por varias razones creo que lo es. Consideremos primero la cuestión desde el punto de vista del conocimiento científico. Podría parecer que no hay diferencias metodológicas esenciales entre la astronomía y la economía: los científicos en ambos campos intentan descubrir leyes de aceptabilidad general para un grupo circunscrito de fenómenos para hacer una interconexión de esos fenómenos tan claramente comprensible como sea posi

Los escarabajos que se defienden con una mochila de heces

Las plantas suelen producir sustancias químicas volátiles que disuaden a los herbívoros. Muchos insectos tienen mecanismos similares para defenderse de los depredadores e incluso pueden aprovechar puntualmente los mecanismos de defensa vegetales en su beneficio regurgitando o defecando para frustrar los ataques u ocultarse. En cambio, las larvas de algunos escarabajos la acumulan de forma prolongada sobre su dorso. A diferencia de otros herbívoros, las especies de las subfamilias Criocerinae , Galerucinae y Cassinidae , pertenecientes a la familia Chrysomelidae , no expulsan sus heces de forma puntual, sino que las mantienen mientras se alimentan como una sombrilla estercorácea o escudo fecal. Durante mucho tiempo se consideró que les servía para ocultarse, protegerse de la deshidratación o lluvia o como defensa física o química contra los depredadores. En este aspecto, se ha observado que algunas larvas inclinan sus escudos donde perciben que ha

El insecto hermafrodita cuyas hijas son fecundadas en la concepción

El desarrollo de una estrategia reproductiva u otra se verá influenciado por la situación en la que se encuentren los organismos. De esta manera, si ambos sexos tienen pocas posibilidades de tener encuentros, ya sea porque su número sea reducido o la movilidad esté limitada, el hermafroditismo permite sortear este problema. El gonocorismo (cada individuo tiene un sexo diferente) es más común en insectos que el hermafroditismo, especialmente si se compara con el resto de animales. No obstante, la tribu de insectos Iceryini contiene tres especies hermafroditas. Esta estrategia habría surgido independientemente en cada especie en un clado haplodiploide, es decir, que cada sexo está determinado por el número de cromosomas del individuo, como las abejas y las hormigas. En el género Icerya , la mayoría son hembras con ovotestis que pueden producir tanto esperma y ovocitos como fecundarse a sí mismas. Lo realmente peculiar es que, a diferencia del resto del orga

¿Por qué el vestuario masculino es menos variado?

Para unos será una bendición, mientras para otros será una limitación, pero nadie podrá negar que la variedad del vestuario masculino brilla por su ausencia cuando se compara con el femenino. Lo evidente es que no es cuestión de gustos. Los hombres han vestido togas, túnicas, calzas, capas y jubones, entre otros. Incluso los zapatos de tacón eran originariamente masculinos. Sin embargo, algo redujo el vestuario a la mínima expresión. Para saber el qué debemos hacer un breve repaso histórico. Hegemonía en la moda Durante el Renacimiento, y en contraste con la Edad Media, la moda favoreció las vestimentas ajustadas que acentuaban la figura masculina. Se trataba de un momento en el que las grandes potencias dictaban las tendencias partiendo desde la corte y las élites. Aunque en este periodo Italia comenzó teniendo la voz cantante, pronto perdería su hegemonía a favor del sobrio estilo español. Posteriormente, en torno al siglo XVII, Francia se convertiría en el centro de

Mentiras y clichés que te contaron de los piratas

La información sobre la piratería es elusiva, pues los negocios de los piratas no se beneficiaban de registrar todas sus actividades. Por ello, muchos de los detalles que conocemos provienen de la información proporcionada por la justicia. Esto nos proporciona un retrato sesgado, pues excluye a aquellos que lograron eludirla con éxito y vivir de sus riquezas cuando abandonaban la vida en alta mar. Por esta razón, se creó un cuello de botella en las características conocidas de los piratas. A pesar de esto, los autores románticos crearon multitud de historias de piratas crueles o idealistas pero, independientemente de la calidad del producto, los piratas ficticios se diferenciaban muy poco entre sí.  Como en las otras entradas de la serie, repaso los tópicos de los piratas, señalando su veracidad. Además recalco también en el título el uso del cliché, porque muchos de esos tópicos no son necesariamente falsos, sino generalizados absurdamente. Se

Entradas relacionadas