Ir al contenido principal

Jólabókaflóð: la tradición navideña de regalar libros libros

Islandia es un país con poco más de 300.000 habitantes, no suponiendo a priori un gran mercado para la venta de libros. Sin embargo, sus ciudadanos son auténticas ratas de biblioteca. Tiene uno de los índices más altos de libros per capita (3,5 por cada 1000 habitantes) y en el 2013, la mitad declaraba leer al menos 8 libros al año, aumentando el porcentaje al 92% si se incluía a todo el que había leído al menos uno. Incluso 1 de cada 10 publicaría un libro en su vida.

Por esto, no extraña que celebren el Jólabókaflóð. Pensareis: "Claro. Precisamente era esa la palabra que tenía en mente al conocer a un país tan ilustrado". Jólabókaflóð es una tradición, como no, islandesa que consiste en publicar la mayoría de libros nuevos en las semanas previas a la Navidad. Esta costumbre proviene de la época en la que las importaciones estaban restringidas por las leyes proclamadas en 1931. Desde entonces muchos productos importados tenían altos impuestos, por lo que el abanico de regalos disponibles no era tan amplio y un libro era la mejor opción.


A esto también se le podría añadir su propia cultura, por la que podían regalar libros a sus seres queridos y tener un tema de conversación en común. Los largos inviernos y la ausencia de televisión en julio (hasta 1983), o los jueves (hasta 1986), facilitaron que leer se convirtiera en una costumbre nacional.

La Asociación Editorial Islandesa publica anualmente un catálogo con los nuevos libros de ese año disponibles en el país, siendo enviado gratuitamente a las casas de todos los islandeses en la 47ª semana. Además el gobierno paga anualmente a los autores de ficción y literatura infantil. Sin embargo, el mercado de libros digitales islandés crece lentamente debido a que los libros electrónicos en inglés tienen un precio con el que los islandeses se ven incapaces de competir.

Dado que, según el barómetro del CIS de comienzos de año, una porción considerable de la población española no lee y que tampoco no es raro ir adoptando tradiciones extranjeras, como Halloween, no sería mala idea adquirir la costumbre de regalar libros. Son duraderos, portátiles, no se les gasta la batería y siempre podremos prestarlos o intercambiarlos.

Fuente:2seasagency,

Comentarios

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.